El Deportivo Alavés será este domingo la tercera prueba para la Unión Deportiva Salamanca de Pablo Zegarra. Tras debutar el peruano como primer entrenador hace un par de semanas con triunfo en el Helmántico, el domingo pasado el equipo perdió en Irún e igualó la balanza en la nueva era unionista, que necesita de lleno confianza y en este caso tres puntos.

A falta de cuatro compromisos para que finalice la primera vuelta, el “queda mucho”, algo a lo que se vienen agarrando los futbolistas desde hace semanas, ya va quedando obsoleto y no es válido. La única medicina para la actual situación de la UDS es ganar, ganar y ganar, nada más.

El rival de los blanquinegro, el Alavés, llega en buen estado de forma y en puestos de promoción de ascenso. Tras cambiar de entrenador, los vascos han encontrado su fórmula y llegarán al Helmántico para reafirmarse en esa zona noble.

En la Unión, una de las principales dudas será ver la disposición que planteará Zegarra, aunque ésta parece ir encaminada a repetir el sistema que se vio ante la Real, el 4-1-4-1. Paco Borrego se une a Yuma e Igor, lesionados, y el míster charro recupera a Ayala y Marcos Márquez.

A las 17:00 horas dominicales tendrá lugar el envite en el Helmántico, un partido que va a estar arbitrado por el extremeño Santos Caballero.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído