No es fácil conseguir un equipo en localidades alejadas de Salamanca y el Vitigudino lo ha hecho por tres. Uno de ellos es el conjunto cadete, formado por nada menos que 19 jugadores que siguen el camino del balón pese a las dificultades. Alguno, incluso, tiene que hacer varios kilómetros para entrenar sin que eso reste un ápice de la ilusión por el deporte. En que esto siga ocurriendo trabajan y se basan en el club.

Y de momento lo consiguen aun sabiendo de la humildad del Vitigudino con respecto a otros equipos. El cadete, en lo que respecta a lo deportivo, marcha en la zona media baja de la tabla aunque cumpliendo con creces con su objetivo. La permanencia parece casi conseguida salvo un descalabro en las pocas jornadas que faltan que hiciera que le pudieran superar los conjuntos de la zona baja.

Por eso desde el equipo se muestran muy contentos con la marcha de la temporada. Los dos objetivos se están consiguiendo con trabajo y tesón. Y esto después de tener que rehacer en cierta medida el conjunto con varias fichas nuevas. De hecho, el principio de temporada no fue todo lo bien que hubiera gustado y así fue hasta que, poco a poco, todos los compañeros se fueron acoplando.

Ahora, en mejores o peores condiciones del terreno de juego, todos intentan hacer un fútbol de quilates aunque no siempre se pueda conseguir. Y a falta de esto, lo que sí está en la mano de cada uno es conseguir adquirir los valores que te proporciona el deporte de equipo. Si el fútbol no es todo lo bueno que pudiera ser, ya se llegará, pero lo que no se permite es no tener un respeto hacia todos dentro del campo como los compañeros, los rivales y el árbitro.

Y no solo eso. También se premian otras cosas como el trabajo en equipo o el esfuerzo como camino para conseguir la meta. En este caso son ?solo? minutos que son agradecidos con la ilusión y ganas de los futbolistas. Por el resto, nada cambia de un Vitigudino a cualquier otro conjunto. Diversión, formación y competitividad van de la mano, si bien este último extremo quizás sea el menos importante.

La dificultad se la lleva el segundo en una edad en la que las hormonas hacen una aparición fugaz. Por eso, el canalizar los sentimientos a través del deporte también es una parte muy importante del fútbol. Canalizarlos y conseguir mejorar como persona más allá que como futbolista y, para ello, no hay otra cosa más óptima que hacerlo divirtiéndote.

La plantilla está formada por Alberto y Roberto (porteros); Javi, Darío, Álvaro, Sergio e Íñigo (defensas); Villa, José Luis, Pablo, Moronta, Óscar, Álex, Cristian y Canene (centrocampistas); Raúl, Héctor, Maikel y Sama (delanteros); Chema y Riki (entrenadores).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído