Ana Suárez (Ciudadanos): "El partido es el de siempre pero se nos había olvidado cuál era el objetivo final"

La candidata de Ciudadanos a la Alcaldía de Salamanca repasa en una entrevista a pocos días de las elecciones su paso por el Ayuntamiento en estos últimos cuatro años y remarca la importancia de llegar a acuerdos y no caer en insultos. Habla sobre las medidas del partido para la próxima legislatura y prefiere no pensar todavía en pactos

 Ana Suarez2
Ana Suarez2

Haga un breve repaso de los últimos cuatro años, de su primera experiencia política y la de Ciudadanos en Salamanca. ¿Cómo lo ha visto?

A nivel de crecimiento en los dos. Un crecimiento personal impresionante, es la etapa en la que más he crecido. Más he aprendido, más he tenido que demostrarme a mí misma lo que era capaz de hacer, he descubierto habilidades que no sabía que tenía. Muy gratificante lo que se ha conseguido y lo que no se ha conseguido pero se ha luchado. La mayor etapa de crecimiento de mis 46 años.

A nivel político también de crecimiento. Entramos cuatro personas que no habíamos ocupado nunca ningún cargo político con muchas ganas e ilusión, y muy pardillos, y el día a día ha sido ir aprendiendo las cuestiones técnicas de cómo funciona un entramado tan grande como un Ayuntamiento, sino a aprender a escuchar a la gente, a entender que todo el mundo tiene su propia perspectiva, sino que cada uno tiene su parte de razón. Problemas con los árboles y bancos, piden que traslademos para que puedan usarlos. La otra mitad del barrio que como ponemos los bancos al sol. Todos tienen razón.

¿Cómo se le hace llegar a la gente estas complicaciones ante la desafección política?

Para mí ha sido muy fácil. He buscado a la gente. Los primeros meses contacté con todo el tejido social que no conocía y fui a verles. Establecí unos contactos personales con todas las asociaciones que hoy mantengo. Lo que no entiendo es que no tengan esa facilidad con otros concejales.

¿Alguna desilusión de las perspectivas creadas?

Que no sea todo tan fácil como creíamos. La política es mucho más complicada. Hay muchas personas, cada una con su perspectiva. No es tan fácil gestionar un Ayuntamiento. Tampoco es tan difícil.

Es inevitable hablar del proceso de primarias. ¿Cómo viviste el proceso?

No lo viví como un proceso planificado. Era imposible saber lo que iba a pasar. Hubo un momento en el que aparece una candidata que por las formas sea lo que representa Ciudadanos. Finalmente sí dijeron que no era lo que representaba Ciudadanos. Para mí fue muy satisfactorio. Cuando plantee que dimitía, pensé que si se había apostado por ella, se había detectado que era lo que necesitaba. Fue coherencia simplemente. Hay que hacer lo que le hace dormir tranquilo a uno.

El sábado se dan los resultados, convoca y tiene que volver a desconvocar. ¿Cómo fue el fin de semana para Ana Suárez?

La tarde del sábado dije ya está, aquí se acaba esta etapa. La pasé con Juanjo y Fernando. Nos tomamos mucho café y teníamos una sensación de satisfacción de que habíamos hecho lo que teníamos que hacer. Y cuando llegó la información de que había un recuento irregular me pidieron que paralizara la decisión y resultó haber una irregularidad. Fue extraño pero me gustó mucho que se reaccionara tan rápido.

No quería ponerle nombre a ello. Lo ha tachado usted de irregularidad.

Mientras no se diga lo contrario es una irregularidad. Ahora hay que ver de dónde procede esa irregularidad.

Parece que no ha afectado por los resultados de las elecciones generales

Los hechos en política creo que nos impresionan más a los que estamos dentro que al ciudadano. La importancia se sufre más desde dentro. Los salmantinos lo que quieren es vivir en una ciudad limpia, con oportunidades y estamos muy hartos de los rollos políticos que se preocupan más de sus cuestiones internas que de trabajar para los ciudadanos. Para mí fue una satisfacción cuando se resolvió el proceso.

Ha comentado que estamos hartos de partidos que se preocupan más de las cuestiones internas. ¿Se refiere a alguien en especial?

No. Esto es un mal endémico de la política. Fue una de las razones por las que me decidí a afiliarme. La mayoría pensamos lo mismo. No puede ser que el tema sean los partidos políticos sino todas las cosas que debemos solucionar.

¿Cómo afronta este nuevo reto?

Me lo proponen desde la Comisión Regional y primero no me lo esperaba. Me sorprende mucho. Me lo pensé, analicé pros y contras hasta el momento en el que dije voy a dejar de analizar porque cuanto más lo haga, menos voy a decidir. La sensación que tuvo era es que si no lo intento, me voy a arrepentir toda la vida.

Y arrepentida no está

Me estoy entusiasmando día a día. Me estoy encontrando un feedback que no esperaba. Sabía que lo que hemos hecho estos años estaba calando pero no imaginé que a tantos salmantinos. Es increíble la gente que se acerca a nosotros para decirnos que nos va a votar.

¿Cómo se define el equipo formado?

Un equipazo. Hay personas válidas en todos los partidos. En la agrupación de Salamanca había muchas personas muy válidas y es complicado intentar seleccionar. Me da mucha rabia porque se ha quedado mucha gente fuera pero sí se han buscado personas que pudieran aportar un plus. Yo no me veía capacitada para hacerlo sin dos personas que para mí han sido indispensables estos años y a partir de ahí ha sido negociación.

El trabajo que hemos realizado esta semana me ha sorprendido mucho. Gente con la que tenía trato de afiliado se está implicando de primero al último, que no están en puestos de salida.

¿Este nuevo Ciudadanos qué cambia con respecto al de hace cuatro años?

Es el de siempre. Es el de 2015 pero creo que el ruido del día a día no permite pensar por qué estás aquí y es lo que nos estaba faltando a todos. Con todos los acontecimientos que pasaron en el proceso de primarias la gente recordó esa ilusión de 2015. Se nos había olvidado cuál era el objetivo final de todo esto.

¿Y cuál es el objetivo final de Ciudadanos?

Hay tantos… Para mí es muy importante devolverle la honestidad a la política, devolverles a los políticos la responsabilidad que tienen con los ciudadanos. Y o se ha olvidado o no se pone en el lugar que merece. Yo me afilié porque entendía que este era un partido en el que se trabajaba para la gente y no se perdía tiempo discutiendo e insultando a otros grupos políticos.

Ana Suarez1

Hablemos ya de medidas. ¿Cómo califica Ciudadanos la situación actual en el empleo y cómo se puede mejorar?

El empleo es el bloque principal. Es la mayor preocupación de los vecinos, con razón, y es nuestra mayor preocupación. Que la gente tenga que irse de Salamanca porque no tiene una forma de establecerse y mantenerse, que no pueda emanciparse, que no pueda formar una familia, que no pueda poner en marcha un negocio es aberrante. Tenemos la responsabilidad de que los salmantinos estén bien.

No hay varitas mágicas. Ojalá. Me enfada escuchar a iluminados con soluciones mágicas. Pero está claro que la fórmula es que haya más trabajo y más trabajadores para ese puesto de trabajo. ¿Cómo? Con más empresas, trabajar con ellas y facilitándoles todo. Ahora tenemos la oportunidad de tener suelo industrial y por el punto en el que va a estar va a facilitar la exportación. Y por otro lado, a las ya establecidas, ayudarles con soluciones inmediatas. Tenemos que tratarles como el tesoro que son.

Y si somos capaces de ello tenemos que tener preparados a trabajadores competentes para esos puestos. Ahora el perfil del desempleado es muy variado, con mujeres con problemas para conciliar, personas con discapacidad, mayores de 45 años… Tenemos que combinarlo para frenar esta situación. Nadie que no sepa encender un ordenador va a poder trabajar por lo que la brecha digital, la alfabetización, los idiomas… Todo eso hay que reforzarlo.

Ligado a ello está la despoblación. ¿Se soluciona solo con empleo?

Con empleo y con calidad de vida. Un salmantino no quiere irse de su tierra pero no le queda más remedio. Si tenemos algo tan bueno de ofrecer como es la ciudad perfecta para vivir por comodidad y cercanía a otros lugares, hagamos lo otro. Consigamos que la gente tenga el empleo para desarrollarse personalmente, que tengan el empleo para poner en marcha su proyecto de vida.

Los mayores son una parte importante del núcleo de población. ¿Cuáles son las propuestas de Ciudadanos?

Las personas mayores de 60 años son casi el 50% de la población. Somos una ciudad con mucha gente mayor. Eso da una serie de oportunidades para establecimiento de empresas de servicios para mayores que no se ha potenciado hasta ahora. Para las personas mayores tenemos que conseguir, para empezar, descargarles de todas las obligaciones a las que se están viendo sometidos porque de las pensiones de los abuelos están sobreviviendo las familias. Hay que garantizarles de que van a tener la vejez para disfrutarla.

Hay muchos servicios planeados. En esta legislatura hemos aprobado el IV Plan de las personas mayores y sigue siendo algo en lo que trabajar el tema de la soledad por obligación y que no hemos sido capaces aún de llegar a ellos. La soledad no deseada supone una serie de sufrimiento y de problemas añadidos que nadie se merece, y menos gente que ha luchado tanto a lo largo de toda su vida.

En el terreno fiscal, ¿hay que seguir bajando los impuestos?

Hay margen para seguir bajándolo. Proponemos que otro 5% se puede bajar el IBI. Es muy vendible prometer bajadas de impuestos pero hay que entender que bajadas de impuestos no puede suponer pérdida de calidad de vida de los servicios municipales pero hay margen. Tasas y precios públicos se pueden congelar de entrada e, incluso, alguno se puede bajar. Y ciertos colectivos de la población que por gastos aparejados realmente están más abajo tenemos que empezar a considerarlos como las familias monoparentales o las personas con discapacidad. Así, planteamos que para casos de grados de discapacidad superior al 65% se contemplen determinadas exenciones como en el caso del bus, donde van acompañados, y es justo que tengan también estos una exención en el precio del billete. El nivel de ingresos únicamente no es un criterio objetivo para todas las familias.

En el tema de la seguridad vial, ¿qué propone Ciudadanos?

Hay que sentarse a reestructurar el Plan de Movilidad. Nos estamos encontrando con unos problemas de tráfico que hacen inhabitable una ciudad que debería ser habitable por volumen de población. Va a haber que sentarse para ver cómo planteamos esta ciudad a largo plazo porque hay que primar la habitalidad de toda la ciudad. Hay determinados puntos negros donde se puede actuar de manera individual pero el núcleo de la ciudad tiene que reestructurarse. Los autobuses, por ejemplo, pasando por la plaza del Mercado es una aberración aunque su utilidad es muy grande.

La vivienda. ¿Por qué aboga?

Todo lo que podamos hacer debe ser tenido en cuenta. La dificultad para acceder a un alquiler teniendo en cuenta la inestabilidad laboral es mucha. Nuevas promociones, está bien, pero también podemos potenciar el alquiler de las viviendas que tenemos vacías pero no castigando sino premiando con beneficios fiscales y cuestiones que sean un beneficio para los propietarios de la vivienda.

Hablamos de alquiler, ¿Ciudadanos apuesta por ello?

Es lo que la vida nos está llevando. El modelo de hace 20 años de encontrar trabajo que va a durar toda la vida ya no existe porque no tenemos límites nosotros. Y la posibilidad de comprar una vivienda no es la misma. Lo importante es que se decida lo que se decida, las personas tengan todas las facilidades.

¿Y en el turismo se puede mejorar?

No paramos de batir récords en cuanto a número de visitantes pero no en la media de pernoctaciones. Tenemos que seguir apostando por el turismo de calidad y quitarnos el sambenito de ciudad de despedida de soltero. Tenemos mucho patrimonio y alguno está todavía por explotar. Tenemos que conseguir integrar en los itinerarios turísticos otros puntos que puedan ser relevantes y demostrar que tenemos muchos más. Tenemos que potenciar el turismo provincial, crear itinerarios entre Salamanca y puntos determinados de la provincia permitiría que la gente se quedara más tiempo. Y hay otro tipo de turismo de colectivos que deberíamos aprovechar como el sénior. Salamanca puede ser un foco de turismo para personas mayores o para personas con discapacidad.

¿Qué es lo que más urge para Salamanca?

El empleo. Todos los grupos estamos de acuerdo en el diagnóstico pero no hay una solución mágica. Me cuesta mucho entender por qué no se ha hecho algo anteriormente.

Se os ha acusado mucho en esta legislatura un apoyo esencial para el PP. ¿Es cierto u os alejáis de ellos?

Cuando llegamos al Ayuntamiento nos encontramos en la situación de ser llave. A Enrique Cabero le conocía anteriormente y me pareció que hubiera sido un excelente alcalde pero el análisis que hicimos fue que si apoyábamos al PSOE, sería necesario que Ganemos nos apoyara. Ahora veo que eso hubiera sido un error tremendo. La ciudad hubiera estado ingobernada estos cuatro años. Con el paso del tiempo me alegro de haber tomado esta decisión.

En esta postura nosotros hemos hecho el papel de construir. Voy a analizar lo que haces y lo que esté bien te lo voy a permitir y, además, voy a proponerte cosas para que las hagas. Por nosotros se han aprobado los presupuestos, se ha continuado incrementando la oferta pública o rebajando las tasas. Si la oposición hubiera podido bloquear estas cosas, se hubieran bloqueado. La gente ha entendido que estando en la oposición tienes la obligación de hacer cosas buenas por la gente pero hay cosas a las que no puedes llegar, por eso queremos ser más ahora.

Extrapolando los resultados de las elecciones generales, eran seis concejales para Ciudadanos. Con ello sois parte definitiva para formar gobierno. ¿Alguna preferencia?

A lo largo de estos cuatro años hemos demostrado que no tenemos problemas en sentarnos a hablar con quien quiera hablar. Con el que quiere imponer, no hay nada que hacer. A partir de ahí marcaremos nuestras líneas estratégicas y veremos quién está por la labor de apoyarlo.

No se cierran puertas

No, porque el objetivo es el bienestar del salmantino. Quien esté dispuesto a subirse al carro, bienvenido sea.

¿Y alguna línea roja?

No debería haberlas. Siendo el objetivo el bienestar del salmantino no hay líneas rojas.

¿Hay algún tipo de petición en forma de concejalías?

Lo que hay en esta ciudad es tan importante que no nos hemos planteado nada. Durante esta legislatura he presidido la Comisión de Bienestar Social y Fernando ha presidido la Comisión de Contratación. En los dos campos hay muchas cosas que hacer. Pero no nos paramos a pensar en sillones.

¿Pero más peso en el caso de que el resultado fuera mejor?

Tenemos idea para todas las áreas para la ciudad. Nos gustaría poder trabajar en todo.

¿Cuál sería un buen resultado para Ciudadanos?

Cualquier resultado que los ciudadanos nos quieran dar, para mí va a ser un orgullo y un motivo para trabajar y dejarnos la piel todos los días. Vamos a sacar petróleo de todas las oportunidades que tengamos. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído