El Recinto Ferial de La Aldehuela vive este lunes una jornada histórica: por primera vez, las atracciones se quedan sin poner música.

Lo hacen para solidarizarse con las personas que tienen autismo, para que así puedan disfrutar de este evento.

Esta iniciativa, impulsada por los familiares de niños afectados por trastornos del espectro autista, cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Salamanca y de la Asociación Provincial de Industriales Feriantes de Salamanca.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído