Los 60 segundos que le dan vida a tu coche: la conocida como ‘regla del minuto’

Para el corazón de nuestro coche 60 segundos son vitales. De ellos depende, entre otras cosas, alargar o acortar su vida

Coche en un taller | Fotografía EP
Coche en un taller | Fotografía EP

Hoy día el coche es un bien muy necesario en la vida de la mayoría de las personas. Son muchos los que dependen diariamente de un vehículo para ir y venir de un sitio a otro, por ejemplo, de casa al trabajo, ya que sin él no podrían hacer dichos desplazamientos o les supondría una gran pérdida de tiempo.

Por este motivo, es fundamental mantener el coche en un buen estado para que no surjan imprevistos que siempre llegan en el momento menos indicado.

El corazón de nuestro coche es el motor. Si que este se estropea estamos perdidos, por eso debemos cuidarlo. Y aquí entran en juego esos 60 segundos que son vitales para nuestro vehículo.

En el mundo del motor se la conoce como ‘la regla del minuto’. Lo que decíamos anteriormente son 60 segundos que te pueden salvar de una de las averías más complicadas y caras que puede tener un vehículo. Se trata de una avería del motor. Revolucionar el coche más de lo debido hace que este se caliente más de lo normal, una acción que tarde o temprano va a pasarnos factura.

Es importante saber que el turbo es un elemento muy delicado que necesita lubricación y refrigeración. Para darle a nuestro coche lo que nos pide, es necesario aplicar la ‘regla del minuto’ esos 60 segundos que consisten en arrancar el coche y esperar 30 segundos antes de iniciar la marcha, y esperar otros 30 segundos cuando lleguemos a nuestro destino antes de apagar el motor. Con estos segundos le daremos tiempo al motor para que lubrique y se refrigere correctamente.

Esta es una acción que nos llevará tan solo unos cuantos segundos, y que harán que alarguemos la vida de nuestro coche, y de paso le ahorremos un buen susto a nuestro bolsillo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído