El 80% de los conductores reconocen ir distraídos mientras conducen en sus desplazamientos diarios

El 74% confiesan tomar rutas de manera automática al no ir con la mente centrada en la conducción, es decir, conducir en modo “piloto automático”

4 Comentarios

 TRAFICO
TRAFICO

Las preocupaciones personales y el estrés durante la conducción provocan distracciones que ponen en riesgo la seguridad en la circulación, aumentando la probabilidad de sufrir un accidente de tráfico.

Durante la conducción, la atención es cada vez más importante y debe garantizarnos un control total de lo que nos rodea, algo fundamental para la seguridad al volante. Cada vez existen más causas externas que pueden alterar y poner en peligro la conducción, tales como el mal uso teléfono móvil, la radio o distracciones provocadas por los acompañantes, entre otros. Pero quizás lo más importante sea el propio estado emocional y las preocupaciones del día a día, que se están convirtiendo en factores de riesgo muy importantes, según un estudio realizado por BP, Castrol y el RACE. 

Así, con el objetivo de conocer el nivel de distracción que causan en la conducción las preocupaciones personales y el estrés, han recogido la opinión de 1.016 conductores españoles, quienes han reconocido que conducen con un alto nivel de distracción mental.

En concreto, el 40% de los conductores afirman que no se olvidan de sus preocupaciones mientras se encuentran al volante; y si esta conducción se produce recorriendo un trayecto habitual, esta cifra se eleva hasta el 80%.

La encuesta evidencia que los conductores circulan distraídos por culpa de sus pensamientos. El 75% afirman que en alguna ocasión han llegado a tomar una ruta de manera automática o se han encontrado llegando a un lugar que no era su destino. Es decir, han conducido en lo que se conoce como “piloto automático”, exponiéndose a un riesgo muy importante en sus trayectos más habituales.

La mayoría de los encuestados coinciden también en la importancia de no ponerse al volante en un estado emocional alterado, ya que el 71% piensan que puede influir en una conducción segura. Aun así, un 54% de los conductores españoles cogen su vehículo aunque estén emocionalmente alterados (estrés, enfado, alegría, euforia). Los elementos que los conductores reconocen que más pueden distraerles son los internos (pensamientos, preocupaciones, etc.) con el 47%, seguido de los factores externos (móvil, radio, etc.) con el 25%.

En cuanto a los motivos que alejan la mente de la tarea de conducir, el 57% de los conductores españoles asegura que cuando conduce suele pensar en el trabajo, un 54% en asuntos familiares, un 35% en los problemas económicos, un 33% en su pareja y un 27% en la salud. A esto hay que añadir que el 51% de los conductores españoles asegura que su conducción es más agresiva cuando se encuentran estresados, y un 52% nos dice que es la propia conducción lo que les puede llegar a estresar.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído