La acción coordinada de las administraciones y los centros educativos, clave en la lucha contra el absentismo

El absentismo escolar en Salamanca ha disminuido “notablemente” en los tres últimos años pasando del 0,50% en el curso 2013-2014 hasta un 0,40% en el último curso 2016-2017

 1321311
1321311

Se considera absentismo escolar a la situación de aquel alumno matriculado en un centro educativo que acumula un número de faltas de asistencia equivalente a un 20% del tiempo lectivo mensual y no adecuadamente justificadas, a juicio del tutor. La acción coordinada de las distintas administraciones públicas y de los centros educativos, ha permitido disminuir “notablemente”, tal y como apuntan desde la Delegación Territorial de la Junta, el absentismo escolar en Salamanca que ha pasado del 0,50% en el curso 2013-2014 hasta un 0,40% en el último curso 2016-2017.

Para combatir este problema, en 2005la Consejería de Educación aprobó el Plan de Prevención y Control de Absentismo Escolar. Precisamente, durante el curso 2004-2005 en Salamanca se puso en marcha la Comisión Técnica de Absentismo que se gestiona a través de cuatro subcomisiones, una en la capital, otra provincial, así como las de Béjar y Ciudad Rodrigo. Estas subcomisiones están integradas por representantes de la Dirección Provincial de Educación y de la Gerencia Territorial de Servicios Sociales, de los ayuntamientos y de la Diputación.

Estas subcomisiones se reúnen de manera periódica con el objetivo de estudiar la situación de absentismo de los alumnos escolarizados en enseñanza obligatoria, analizar las intervenciones realizadas en los centros y determinar las actuaciones de diferentes profesionales que intervienen en esta problemática con el fin de que las mismas se lleven a cabo de forma coordinada e implicar a las diferentes instituciones en la intervención cuando se considere pertinente.

Aunque la enseñanza obligatoria y gratuita, según la normativa, se refiere a las etapas de Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria, desde las administraciones educativas también se llevan a cabo medidas de control y prevención del absentismo en Infantil. Estas medidas de acción positiva en la enseñanza básica van orientadas a apoyar el acceso y permanencia de los grupos más desfavorecidos en el sistema educativo.

Para lograrlo, desde la Dirección Provincial de Salamanca se sigue el diseño del Programa Provincial de Prevención y Control del Absentismo Escolar, que propicia la asistencia continuada a clase de los alumnos, favorece la permanencia en el Sistema Educativo a través de los distintos niveles educativos y contribuye a un control efectivo de la asistencia a clase de todo el alumnado.

Además, este programa persigue lograr una pronta detección del absentismo escolar en el período de escolaridad obligatoria con objeto de prevenir posibles situaciones de abandono y de fracaso escolar, avanzar en la escolarización del alumnado de riesgo en la etapa de Educación Infantil de forma preventiva, llevar a cabo un estrecho seguimiento del alumnado con riesgo de absentismo, incidir especialmente en el seguimiento del alumnado de riesgo en el paso de Educación Primaria a Educación Secundaria y en el nivel de Educación Secundaria e implicar a las familias en la consecución de una asistencia continuada a clase de los alumnos.

Protocolo de actuación desde los centros hasta las administraciones

El protocolo de actuación para combatir el absentismo escolar comienza con la intervención del propio centro educativo. El tutor controla mensualmente las faltas y realiza los primeros contactos con las familias para averiguar las posibles causas e intentar corregir la situación que, si no mejora, se traslada a la Jefatura de Estudios, al Departamento de Orientación, al equipo de Orientación, etc. Si pese a ello no se corrige la situación, el caso se deriva a la correspondiente Subcomisión de Absentismo.

Desde la Dirección Provincial de Educación se convocan reuniones mensuales con todos los miembros integrantes de las Subcomisiones de Absentismo Escolar. Además, la Subcomisión recibe los informes mensuales de absentismo enviados por los centros educativos de su demarcación y valora los casos más significativos.

Una vez estudiado cada caso, se deciden de forma consensuada las diferentes medidas que se deben llevar a cabo para la prevención y control del absentismo escolar y lo que corresponde realizar a cada una de las entidades o instituciones participantes.

En función de las características de cada situación, se pueden adoptar algunas medidas que, incluso, trascienden el ámbito estrictamente educativo, como la intervención domiciliaria, entrevistas con los padres, remisión de escritos a las familias desde Educación, la intervención de la Sección de Protección a la Infancia, de la Policía Municipal o de otras entidades. Si es necesario, se puede derivar el caso a la Fiscalía de Menores. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído