​Acecale, 20 años ofreciendo una mejor calidad de vida a los celíacos y celíacas

La Asociación de Celíacos de Castilla y León se creó en 1998, y es miembro de la Federación Estatal. Además, desarrollarán un programa pionero con el Ayuntamiento de Salamanca para implantar soluciones

 Cerca de 500 salmantinos tienen diagnosticada la enfermedad celíaca
Cerca de 500 salmantinos tienen diagnosticada la enfermedad celíaca

Este domingo, 27 de mayo, se celebra el Día Nacional del Celíaco, en el que se reivindican los derechos de todas estas personas que sufren esta enfermedad por la que son intolerantes al gluten. En estas reclamaciones cobran un papel importante las asociaciones, que dirigen y coordinan todos los actos que se celebran.

La Asociación de Celíacos de Castilla y León (Acecale) nació en 1998, por lo que este año celebran su 20 aniversario. Sus orígenes constan de la asociación a nivel nacional, cuando padres y madres de personas intolerantes al gluten se unieron. Sin embargo, “no se llegaba a atender a las familias como se quería”, explica Patricia García, presidenta de Acecale, a SALAMANCA24HORAS.

Así, cada vez empezaron a ser más y a surgir nuevos movimientos asociativos. Por ello, una vez que se creó la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), las asociaciones cobraron más fuerza y surgieron a nivel regional, momento en el que nació Acecale.

Su objetivo principal es “atender a las personas diagnosticadas” y ofrecerles una dieta y acompañamiento en pos de “una mejor calidad de vida”, explica Patricia García. Pero su función no consiste sólo en atender a las familias, sino que con el paso del tiempo “las necesidades van evolucionando”, por lo que trabajan tanto a nivel individual como social, “reivindicando unas mejoras en el diagnóstico de la enfermedad, una rebaja de los precios” o la inclusión de menús sin gluten en los comedores escolares.

No son las únicas peticiones de Acecale, que también busca mejorar la calidad de los productos o actúa en diferentes ámbitos para solicitar para el colectivo celíaco tanto ayudas económicas como una mayor seguridad alimentaria o la existencia de una restauración sin gluten.

Para la asociación regional no es fácil, puesto que “el hecho de que seamos una comunidad grande complica las cosas”, motivo por el que se desarrollan, habitualmente, actividades en las diferentes provincias para que el colectivo de cada una de ellas se pueda beneficiar.

Un alcance de 2.000 familias en toda la Comunidad

Recibir ayuda de Acecale es simple, según detalla su presidenta. “Se ponen en contacto personalmente, a través de correo electrónico o por teléfono” y, una vez conocido el caso, se les explica, preferiblemente en persona, todos los pasos a seguir, a través de una documentación, y se les guía con una labor de acompañamiento.

En toda la Comunidad cuenta con una 1.600 familias asociadas, y se les ofrece “cobertura a todas”, tanto de manera puntual como continua, trabajando especialmente para sensibilizar a la sociedad. Es por ello que se realizan actividades destinadas tanto al resto de personas como a todas las familias celíacas que no son socias que versan sobre la sensibilización y la formación, alcanzando así a un total de 2.000 familias.

Patricia García reconoce que, hoy en día, “la enfermedad es más conocida en el ámbito clínico”, pero siguen trabajando para “mejorar el diagnóstico”, algo que hace formando a sanitarios en colaboración con la Consejería de Sanidad.

Su objetivo a nivel social es que la enfermedad “suene”, lo que ha generado “tanto ventajas como inconvenientes”. Entre los efectos positivos están “que la población empieza a saber que hay una patología”, pero destacan los negativos, ya que “desde hace dos o tres años, a raíz de corrientes que vienen desde EE.UU., se ha puesto de moda comer sin gluten”, lo que para Acecale “banaliza la enfermedad y no le da la importancia que realmente tiene”.

Para Patricia García esta es una “moda pasajera” que perjudica a los celíacos, porque para ellos es “cuestión de salud” y no pueden prescindir de esa dieta.

Acecale y el Ayuntamiento de Salamanca, juntos en beneficio de los celíacos

Acecale trabaja junto con el Ayuntamiento de Salamanca en un “proyecto pionero” que busca implantar soluciones al problema de la sensibilización. Así, además de un lugar para atender la patología a los socios y a las personas que se les diagnostique la enfermedad y quieran acercarse, se ha instaurado un programa de restauración y talleres directos, detalla Patricia García.

Así, “se está trabajando ya, y estamos pendientes de la firma del convenio”, explica la presidenta de Acecale, y su objetivo es acercar la realidad de la asociación a toda la provincia y que todos los celiacos de la región se puedan beneficiar.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído