El acoso sexual y por razón de sexo en el ámbito laboral, delimitados en la campaña ‘No lo permitas’

El objetivo de esta iniciativa de Comisiones Obreras es definir estos tipos de acoso y animar a los trabajadores que lo sufran a denunciarlo

 Campaña no lo permitas ccoo
Campaña no lo permitas ccoo

El sindicato Comisiones Obreras ha presentado este jueves la campaña ‘No lo permitas’, destinada a las víctimas de violencia de género en el ámbito laboral. En concreto, la iniciativa se encargará, a través de folletos, de informar a los trabajadores de las delimitaciones del acoso sexual y del acoso por razón de sexo, de manera que puedan identificar posibles casos y sepan qué hacer en caso de sufrirlo.

Según explicaban Natividad Ortiz y Pilar Blanco, de la Secretaría de Mujer dentro del sindicato, se trata de dos de las formas de acoso más comunes en la sociedad, de las que, sin embargo, no hay datos ni estadísticas fiables sobre el número de personas afectadas. Sin embargo, desde la propia Secretaría de la Mujer, continuaban, han detectado un aumento de este tipo de acosos, aunque se constata la falta de denuncias.

Esta campaña tiene varios objetivos: un desarrollo en la Ley de Violencia de Género, el cumplimiento de la legislación por parte de las empresas, una base de datos con este tipo de contingencias, formación para los profesionales del ámbito jurídico y los que realizan las inspecciones de trabajo y la creación de un protocolo de actuación dentro de los convenios colectivos.

Identificar el acoso sexual y acoso por razón de sexo

A pesar de que no hay un perfil determinado de estos tipos de acoso, desde Comisiones Obreras explicaban que en 2011 la Secretaría de la Mujer denunciaba el acoso a mujeres por embarazos o peticiones de conciliación familiar.

Así, el propio folleto de la campaña ‘No lo permitas’ identifica el acoso sexual como “Cualquier comportamiento, verbal o físico, de naturaleza sexual que tenga el propósito o produzca el efecto de atentar contra la dignidad de una persona, en particular, cuando se crea un entorno intimidatorio, degradante u ofensivo”.

Algunos ejemplos son el acoso verbal, el no verbal y sin contacto físico, el contacto físico deliberado y no solicitado, las invitaciones persistentes, las invitaciones impúdicas o comprometedoras y otros comportamientos discriminatorios, de abuso o vejación.

Por otra parte, el acoso por razón de sexo es “Cualquier comportamiento realizado en función del sexo de una persona, con el propósito o el efecto de atentar contra su dignidad y de crear un entorno intimidatorio, degradante y ofensivo”. Algunos ejemplos son el aislamiento y rechazo o prohibición de comunicación, atentados contra la dignidad personal, atentados contra las condiciones de trabajo o violencia verbal o gestual.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído