Alcer Salamanca pide que los enfermos de riñón sean grupo prioritario de vacunación del COVID-19

Alcer Salamanca pide que los enfermos de riñón sean grupo prioritario de vacunación del COVID-19
Alcer Salamanca pide que los enfermos de riñón sean grupo prioritario de vacunación del COVID-19

Como cada 11 de marzo, este jueves se celebra el Día Mundial del Riñón. Una fecha que sirve para tratar de dar visibilidad a las patologías nefrológicas, que cada año tienen más prevalencia entre la sociedad salmantina, tanto por el aumento de la población envejecida como por otros factores de riesgo como pueden ser la diabetes, la obesidad, la hipertensión, el tabaquismo o las enfermedades cardiovasculares.

De hecho, este aumento de la prevalencia (un 30% más en los últimos 10 años) es uno de los aspectos que ha querido destacar Alcer Salamanca (Asociación para la Lucha contra las Enfermedades de Riñón) de cara a este 11M, reseñando que la gran mayoría de estas patologías apenas muestran síntomas en sus estadios iniciales y, además, existe una tasa de infradiagnóstico del 40%.

Pero no es la única preocupación de Alcer, ya que la pandemia del COVID-19 ha golpeado con más fuerza si cabe a los enfermos de riñón. Según ha señalado el vicepresidente de la Asociación, Juan Carlos Sánchez, la tasa de contagios y de mortalidad entre las personas que sufren una patología renal es superior que entre la población general (del 5% y el 25%, respectivamente).

Precisamente por esto, desde Alcer Salamanca han pedido que los enfermos de riñón sean considerados grupos prioritarios a la hora de vacunarse contra el COVID-19 y que, además reciban la dosis en el propio centro de hemodiálisis, sin tener que acudir “a un pabellón, a una plaza de toros o a un centro médico, donde ya van todas las semanas”.

El COVID-19 ha reducido el número de trasplantes y ha aumentado las listas de espera para consultas

En la rueda de prensa organizada por Alcer Salamanca para pedir esta vacunación prioritaria también se encontraba el jefe del Servicio de Nefrología del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, José Luis Lerma, quien detalló el número de trasplantes existentes en el Hospital.

En concreto, durante 2020 se produjeron 48 trasplantes renales (dos de ellas, de páncreas y riñón), lo que supone cerca de 15 menos en comparación a 2019. Este descenso no se debe a un menor número de enfermos, sino a que la pandemia ha provocado una menor intervención quirúrgica. Precisamente para evitar esta reducción y para que las listas de espera no se disparen como ha sucedido, desde el Hospital se ha evitado cesar la actividad como ocurrió durante la primera ola.

De todos los trasplantes realizados, 10 fueron de donantes vivos. “Hace poco tuvimos un trasplante entre primos”, indicó el doctor Lerma, quien destacó las bondades de una donación en vida que no tiene consecuencias para el donante y puede salvar una vida. Igualmente, el número de donantes de órganos ascendió en Salamanca a 18 personas, también una reducción respecto al pasado año como consecuencia del COVID-19.

Asimismo, resaltó que una de cada cinco personas mayor de 60 años sufre una enfermedad renal, mientras que la prevalencia en personas mayores de 80 años se dispara al 40%. Este envejecimiento poblacional supone un “desafío” para la medicina, si bien en España se está tratando a todos los enfermos de riñón.

“Vivir bien con enfermedad renal”, lema de este año

El lema de este año del Día Mundial del Riñón es “Vivir bien con enfermedad renal”. Algo que es perfectamente posible, como destacó el jefe del Servicio de Nefrología del Hospital de Salamanca, José Luis Lerma. De hecho, el doctor señaló que los avances médicos permiten a las personas trasplantadas vivir una vida normal, así como a los donantes vivos (los que donan un riñón en vida).

No sólo los trasplantados tienen una gran calidad de vida, sino también aquellos que tienen que acudir a diálisis para tratar su enfermedad renal. Como mejor ejemplo, el video realizado por los socios de Alcer Salamanca, donde dan ánimos y esperanza a todas las personas que sufren enfermedad renal. Esta es una de las actividades que ha organizado la asociación con motivo del 11M.

Sin embargo, el lema hace referencia a la pérdida de calidad de vida que están sufriendo los pacientes con enfermedad de riñón al no poder realizar sus actividades diarias a causa del COVID-19. Asimismo, se busca que las personas con una patología renal sepan manejar los síntomas; acudan a fuentes de información seguras, fiables y contrastadas; aprendan a convivir con la enfermedad; y desarrollen hábitos de vida saludables, puesto que como destaca la Sociedad Española de Nefrología (SEN), estos puede frenar el avance de la patología.

Otras de las actividades que ha desarrollado Alcer Salamanca con motivo del 11M son una campaña virtual en sus redes sociales, que tiene lugar desde el pasado 1 de marzo, que consisten en publicaciones diarias sobre las diferentes enfermedades y patologías; y la organización de una charla impartida por María Ayuso, psicóloga de la asociación, de nombre ‘La enfermedad renal crónica y el sentido de la vida’, que se engloba dentro del programa Escuela de Pacientes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído