El alfoz más próximo a la capital sigue aumentando su población pese al descenso en Santa Marta de Tormes

Los habitantes han caído en más de 250 municipios, mientras que solo subieron en cerca de 80. De las principales capitales de comarca, la población solo crece en Guijuelo

 Día del Libro en Aldeatejada
Día del Libro en Aldeatejada

Dentro de la galopante despoblación que sufre la provincia de Salamanca, el oasis de siempre ha vuelto a responder, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística sobre el padrón. 

De esta manera, el alfoz más cercano a la capital ha vuelto a ver crecida su población. Las localidades como Santa Marta de Tormes, Villares de la Reina, Villamayor, Carbajosa de la Sagrada, Aldeatejada, Cabrerizos y Doñinos de Salamanca acogen a buena parte de los ciudadanos de la capital.

Así, mientras Salamanca perdía entre el 1 de enero de 2017 y la misma fecha de 2018 hasta 458 habitantes, este alfoz ganaba 392. Y no fueron más debido a que la población en Santa Marta de Tormes volvió a caer por quinto año consecutivo. En esta ocasión, además, en 74 personas.

En el resto de las localidades, sin embargo, los censados crecen. Encabezados por Aldeatejada, donde lo hace en 111 personas, y Villamayor, con 100, todas ellas suman vecinos. Cabrerizos, por ejemplo, lo hace en 60; Doñinos de Salamanca, en 36; Villares de la Reina, en 60; y Carbajosa de la Sagrada, en 99. 

Mención especial, además, merecen Castellanos de Moriscos y Moriscos, que también volvieron a crecer y siguen su incansable crecimiento, especialmente visible en el primero de ellos que ha multiplicado casi por siete su población en apenas dos décadas. 

Solo Guijuelo crece entre las principales localidades de la provincia

Hasta el 1 de enero de 2018 y durante el año anterior, además, la despoblación se dejó sentir en los principales núcleos de la provincia. No en vano, solo creció el número de habitantes en Guijuelo entre estos y lo hizo en 33 personas. 

Mientras, Béjar, Ciudad Rodrigo, Peñaranda de Bracamonte, Alba de Tormes, Vitigudino, Ledesma o La Alberca volvieron a ver caer sus vecinos censados. 

En el caso de la primera lo hizo en 260 personas, mientras que en la capital mirobrigense, en 155. Peñaranda de Bracamonte perdió 112 habitantes; Alba de Tormes, 32; Vitigudino, 42; Ledesma, 52; y La Alberca, 21. 

Baja la población en 253 municipios

Sin embargo, el problema más sintomático se encuentra en el número de municipios que ven reducida su población. Hasta 253 localidades, en mayor o menor medida, vieron como esto ocurría, mientras que en 88 creció. Mientras, en otros 23 se mantuvo con respecto al año anterior, como se puede observar en el siguiente documento.





Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído