Amigo pide a los grupos en las Cortes un nuevo pacto de reindustrialización para aprovechar la oportunidad "histórica" de los fondos de la UE

La consejera de Empleo e Industria advierte de que “no se puede perder por cuestiones políticas y partidistas”

9 Comentarios

Carlota Amigo | ICAL
Carlota Amigo | ICAL

Amigo incidió en que es preciso volver a reeditar un acuerdo con el que la Comunidad hizo “historia” y pidió la colaboración de todos los grupos parlamentarios para alcanzar un nuevo pacto en materia de promoción industrial. Amigo razonó que el momento es “decisivo” para el futuro de la industria de Castilla y León, tanto por los cambios que se están generando en los procesos productivos como por la disponibilidad de fondos europeos. 

“Castilla y León es una región industrial”, sentenció, para advertir de que hay que “aprovechar la oportunidad histórica” que suponen los fondos de la UE y “no se puede perder por cuestiones políticas y partidistas”.

Carlota Amigo reclamó así que participen tanto los grupos políticos como los agentes sociales y económicos para “enriquecer” el futuro II Plan Director de Promoción Industrial, para que contribuya de manera “decisiva” a consolidar la industria manufacturera en Castilla y León. Amigo destacó que están trabajando sobre la elaboración de las nuevas directrices de la política industrial de la Comunidad, para los próximos años, un documento que quieren tener aprobado en el segundo semestre de este año, de ahí que invitase a los grupos políticos a realizar sus aportaciones.

Amigo, quien defendió las fortalezas frente a situaciones de crisis de las zonas más industrializadas, compareció en la Comisión de Empleo e Industria de las Cortes de Castilla y León para presentar el último informe elaborado por la Comisión de Seguimiento del Plan Director de Promoción Industrial 2017-2020, correspondiente al último ejercicio cerrado, el del año 2019.

La consejera expuso que el informe revela “un alto grado de cumplimiento, tanto en materia de inversión como en relación a los objetivos previstos”. En concreto, precisó que el conjunto de actuaciones realizadas a lo largo de 2019 dentro del Plan Director de Promoción Industrial supusieron una inversión de 276,2 millones de euros. De este modo, remarcó que desde la aprobación del Plan en el año 2017 el volumen de inversión supera los 680 millones, lo que supone que se ha ejecutado el 80 por ciento de la inversión prevista (868 millones de euros) para todo el programa, cuando faltan por contabilizar las actuaciones que se desarrollaron a lo largo del ejercicio 2020.

Carlota Amigo precisó que el sector generó 8.764 millones de euros de VAB, con un crecimiento del 1,8 por ciento respecto al ejercicio 2018 y un incremento del 8,6 por ciento desde el 2015. La industria manufacturera representa, por tanto, el 16,2 por ciento del VAB total en Castilla y León, porcentaje superior al de la media del país (12,2 por ciento), aunque el objetivo es llegar al 20 por ciento que recoge el Plan. 

La Comunidad contaba, siempre con los datos aportados por la consejera en la cámara, con 11.676 empresas industriales, un 1,9 por ciento más que en 2016, que dieron empleo a 185.600 ocupados. Estos supone que en los últimos cuatro años se habían incorporado al sector 22.400 trabajadores. Amigo resaltó un aumento del 600 por ciento en empresas de más de 1.000 trabajadores, seguido del tramo de empresas de más de 50 asalariados, lo que indica ”un avance en el objetivo del aumento del tamaño medio”. Asimismo, constató que el gasto en I+D realizado en Castilla y León en 2019 superó los 800 millones de euros, con un incremento del cinco por ciento en relación al año anterior.

Sectores prioritarios

En materia sectorial, Amigo indicó que para potenciar la industria agroalimentaria se movilizaron en 2019 un total de 34,3 millones de euros con actuaciones como el apoyo al desarrollo de nuevos productos, colaboración en investigación e innovación o el impulso a la comercialización de productos agroalimentarios.

Asimismo, la industria de automoción cuenta con varios proyectos industriales prioritarios y un nuevo instrumento de apoyo aprobado recientemente, como es la Estrategia Regional de Vehículos de Energías Alternativas en Castilla y León, dijo.

En el sector de la salud y calidad de vida se invirtieron 6,7 millones de euros a lo largo del año 2019. Destacó Amigo el proyecto Innhospital: hacia un nuevo modelo de hospital basado en la innovación, la compra pública innovadora o el apoyo a la innovación de Sacyl.
En el sector de la energía y medioambiente industrial, se apoyaron iniciativas como Forestalia, el uso de biomasa, la economía circular, o la modernización de la política de residuos. En el conjunto de estas actuaciones se movilizó un total de 24,1 millones de euros.

Dentro del sector prioritario del hábitat destacaron todos aquellos relacionados con la vivienda y la edificación, con la creación de la Red de Agentes de Innovación rural, el apoyo a la industria de la madera y del mueble o las nuevas tecnologías forestales y transformación de productos comerciales. Estas actuaciones supusieron 4,8 millones. Por último, las inversiones para la industria cultural sumaron 1,2 millones con el reto de propiciar la incorporación de nuevas tecnologías e impulsar la internacionalización.

Amigo analizó las figuras de Proyecto Industrial Prioritario y de Programa Territorial de Fomento. Al respecto, afirmó que en 2019, se desarrolló el grueso de los objetivos de los planes industriales de Grupo Renault (675 millones), Nissan en Ávila (40 millones), Grupo Network Steel (105) en Villadangos del Páramo y Kronospan en Burgos (44). La inversión total de estos planes asciende 680 millones de euros, con la generación de 4.480 empleos.

Amigo reseñó en este sentido la apuesta de Renault en su nuevo programa estratégico por las plantas de la Comunidad, con la posible adjudicación de hasta cuatro nuevos modelos y garantizó que “la Junta estará a la altura de los trabajadores y sindicatos para garantizar el futuro de Renault en Castilla y León”. 

Además, resaltó en la provincia de León, el Plan de Dinamización Económica de los Municipios Mineros (372 proyectos y más de 158,6 millones), y los programa territorial de Fomento de Villadangos del Páramo (18 millones); en Burgos de Miranda de Ebro (4,4); en Salamanca de Béjar (siete); y en Zamora para Benavente y comarca (10,8). A estos programas se sumó en el año 2020, el Programa Territorial de Fomento de Ávila (34,5 millones); mientras, en estos momentos se trabaja ya en el de Medina del Campo y comarca. Las inversiones globales acometidas a través de estos planes ascienden a 233,3 millones de euros.

Ejes

Amigo repasó los cinco ejes transversales en los que se estructura el programa. El primero de ellos es la dimensión del tejido industrial donde se desarrollaron medidas de apoyo al emprendimiento y la creación de empresas, consolidación de las ya existentes y captación de nuevas inversiones. En estas actuaciones se invirtieron más de 16,6 millones de euros a lo largo de 2019, alcanzando casi el 80 por ciento del presupuesto contemplado para este eje en el conjunto del Plan.

El segundo eje es el apoyo a la innovación tecnológica y digitalización, con actuaciones dirigidas a apoyar o impulsar el esfuerzo inversor de las empresas, fomentar la transformación digital, mejorar la formación, favorecer la transferencia de conocimiento y la colaboración entre universidad, empresas y otros agentes. La inversión en este eje alcanzó en el año 2019 los 64,3 millones de euros. Una cantidad que sumada a la de ejercicios anteriores representa el 155 por ciento del total de fondos previstos para este eje, a falta de contabilizar las inversiones realizadas en el 2020.

El tercer eje es el de la Internacionalización, esencial para conseguir un incremento de cuota de mercado y de negocio. En este eje el Plan había alcanzado a finales del 2019 el 80 por ciento de ejecución, con una inversión de más de 1,4 millones de euros en el ejercicio de referencia. Se han realizado actuaciones de promoción internacional, cooperación empresarial e institucional, Información, asistencia individualizada, formación y red exterior.

El cuarto eje es el de financiación, al que se destinaron a lo largo de 2019 más de 52,1 millones de euros, facilitando la inversión, la innovación y el crecimiento industrial. Además, dentro de este eje se han llevado a cabo actuaciones de asesoramiento a pymes y autónomos, refuerzo de los instrumentos de capital riesgo, potenciación del sistema de garantías, e impulso de nuevos instrumentos financieros.

Por último, la mayor inversión durante el año 2019 se realizó en el eje del entorno industrial, con casi 71 millones de euros destinados a actuaciones en suelo industrial e infraestructuras logísticas, ahorro y eficiencia energética; infraestructuras de telecomunicaciones, simplificación administrativa, capital humano, seguridad y aprovechamiento de recursos endógenos. 

Otros datos que aportó fueron las 98 operaciones con fondos de garantía cofinanciados para el crecimiento empresarial e innovación con Iberaval, con 21,5 millones y el sostenimiento o creación de 1.133 empleos. Asimismo, 11,5 millones permitieron 226 contrataciones personal investigación; 363 técnicos de apoyo a la investigación y 94 investigadores postdoctorales vinculados a proyectos de investigación; y se acometieron 682 acciones formativas para desempleados, con más de 18 millones, para 7.052 alumnos; y 118 de orientación, formación e inserción, por 6,6 millones, con 1.452 alumnos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído