Arranca el primer Congreso de Pastoreo e Inclusión para responder a la despoblación gracias al talento de jóvenes con dificultades de integración

El Palacio de Congresos acoge la jornada inaugural con la presencia de autoridades de todas las administraciones públicas y la apertura a cargo de la presidenta del Senado, Pilar Llop

0 Comentarios

Arranca el primer Congreso de Pastoreo e Inclusión para responder a la despoblación gracias al talento de jóvenes con dificultades de integración
Arranca el primer Congreso de Pastoreo e Inclusión para responder a la despoblación gracias al talento de jóvenes con dificultades de integración

Salamanca acoge desde este viernes, y hasta el próximo domingo, el primer Congreso Internacional de Pastoreo e Inclusión Social. Impulsado por la Fundación Mil Caminos, la cita pretende responder a los problemas de la 'España Vaciada' y la despoblación con el talento de jóvenes con dificultades de integración que, en muchas ocasiones, han sido expulsados de la educación reglada. La jornada inaugural, celebrada en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Castilla y León contó con la presencia de autoridades civiles y militares de todas las administraciones públicas y con la ponencia de apertura a cargo de la presidenta del Senado, Pilar Llop.

La responsable de la Cámara Alta tomó la palabra en último término para reivindicar las labores del mundo rural, “muchas veces ignoradas”, pero que "fueron fundamentales tras la irrupción de la pandemia". Por ello, Pilar Llop manifestó su “orgullo” por inaugurar estas jornadas que abordan "la recuperación de oficios a través de la formación de jóvenes”. En este sentido, reconoció el trabajo de la Fundación Mil Caminos y la Casa Escuela Santiago Uno, organizadores del evento, gracias al que “más de un millar de personas en riesgo de exclusión social han reemprendido sus vidas durante más de medio siglo".

La presidenta del Senado no dudó en agradecer este trabajo y dar su enhorabuena a los responsables de haber logrado la inserción social de "tantas personas que han podido planificar su futuro con dignidad”. “Niños y niñas, jóvenes, migrantes, personas que fueron incomprensiblemente apartadas del sistema y que han regresado aprendiendo oficios tradicionales, desde el trato con las emociones. El respeto debe ser la base de la concordia en la sociedad y el empoderamiento es clave para reconstruir el daño”, valoró.

En este sentido, Pilar Llop situó la formación como "clave en la escalera del éxito”. “Formación reglada y formación alternativa como esta, donde los jóvenes realizan una cata de oficios”, en referencia a las labores de la Fundación Mil Caminos con la enseñanza del pastoreo, la quesería o la cría de ovejas, entre otras disciplinas. En total, con la escuela Lorenzo Milani, cuentan en la actualidad con más de 600 alumnos, de los que unos 160 viven en los pisos tutelados.  

La presidenta quiso asimismo hacer una encendida defensa del ámbito rural recordando, además, que ella misma fue “juez de pueblo”. “Tenemos que reivindicar el verdadero valor del campo, que es fundamental para fijar y atraer población. España por fin ha vuelto sus ojos al mundo rural y a expresar su patrimonio ecológico y cultural. Pero debemos también preservar el patrimonio social para transmitirlo a las generacionales venideras y para ello hay que luchar contra la despoblación, garantizando el acceso a los recursos para todo el mundo. Una de las cosas más importantes de un estado autonómico es garantizar la libertad de la ciudadanía para que pueda elegir su lugar de vida y debe primar el principio de solidaridad entre los territorios”, manifestó.  

Tras resumir la acción gubernamental de lucha contra la despoblación y recordar los más de 10.000 millones de euros previstos para el desarrollo de 130 políticas diferentes, la presidenta del Senado encaminó su discurso a la importancia de la mujer en este ámbito. “Es fundamental que las mujeres rurales sean audaces, valientes y emprendan en sus lugares de origen. Tienen un alto apego a sus pueblos, quieren desarrollar allí sus vidas y necesitan más servicios y mayor corresponsabilidad en las tareas familiares”, insistió.

Finalmente, Pilar Llop mostró sus mejores deseos para el desarrollo del Congreso que hoy comienza y animó a los jóvenes participantes a ser ambiciosos. “Alguien me dijo que en la vida hay mil vidas. Hoy lo comprendo mucho mejor. En la vida hay mil caminos, pero tienen que estar llenos de oportunidades. Y eso es lo que hacéis vosotros, contribuyendo con este gran proyecto a nuestra democracia. Vuestro éxito será nuestro éxito”, concluyó.

Fundación Mil Caminos

El artífice del Congreso Internacional de Pastoreo e Inclusión Social, Jesús Garrote, explicó la labor de la Fundación Mil Caminos, que él preside, y de la Casa Escuela Santiago Uno, tras 50 años de actividad en Salamanca. “Nos dedicamos a chicos que vienen de protección a la infancia y menas. Empleamos un modelo educativo constructivista, sin etiquetas y sin profecías autocumplidas, y funcionamos en asamblea. Somos un proyectos ecosocial y buscamos que chicos que vienen de la calle por cualquier motivo cierren un circulo en el que puedan acabar de educadores con nosotros”.

Entres sus principales labores, aparte de la Cooperativa PuenteSan, donde imparten cursos de pastoreo y elaboran miles de kilos de queso al año, los chicos monitorizados por Jesús Garrote salvan medio millar de aves salvajes al año y acuden a Marruecos para rehabilitar escuelas. “Son chicos con la etiqueta de fracasados escolares, pero cuando se confía en ellos, es posible hacer cualquiera de estas cosas”, valoró.

El presidente de la Fundación Mil Caminos no dudó en ceder la palabra a tres jóvenes que han logrado construir su vida gracias a estos programas. “Llegué en patera con 17 años y hoy puedo cumplir el sueño de cooperar en Marruecos para que la gente no tenga que jugarse la vida como yo”, comentó el primero de ellos. “Llegué a Santiago Uno con 12 años y se me abrieron muchas oportunidades. Hoy estudio Trabajo Social y formo parte de este gran equipo para ayudar a los chavales”, explicó el segundo. Por último, una joven reconoció haber superado el “fracaso escolar”, gracias a que en la Escuela recibió "una alternativa" que ahora le ha permitido obtener su primer trabajo.

Apoyo institucional

El Congreso Internacional de Pastoreo e Inclusión Social de Salamanca cuenta con el apoyo de todas las administraciones públicas, además de contar la presencia de la presidenta del Senado. La teniente de alcalde y concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades en el Ayuntamiento de Salamanca, Ana Suárez, fue la encargada de realizar la apertura del acto de inaugural, celebrando, precisamente, que el espacio recupere su actividad “con cierta normalidad” después de la pandemia. Suárez manifestó su satisfacción por la unión de esfuerzos que supone esta iniciativa. “Hablamos de personas en una situación de exclusión social que tienen de nuevo el control de su vida. Estas iniciativas son vitales para poder disfrutar en Salamanca del bienestar social”, valoró.

Por su parte, el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, tomó la palabra en segundo lugar para mostrar el apoyo de la institución que representa a una iniciativa que tiene en la educación la base de su principal labor. “Vamos a descubrir en los próximos meses que volver a la buena esencia de siempre es el verdadero futuro. Regresar a la naturaleza, al encuentro de las personas, a los abrazos, a la solidaridad y a experiencias tan apasionantes como las que se vivirán en este Congreso”, manifestó.

Asimismo, Encarnación Pérez, subdelegada del Gobierno, se centró en la importancia histórica de la labor de los pastores y su vigencia en la actualidad. “Todos hemos escuchado cuentos y leyendas desde la época de los Celtas. Forma parte del paisaje, como uno de los oficios más ancestrales, un ejercicio noble, inclusivo y reivindicativo en el contexto que hoy vivimos. Aporta equilibrio en el ecosistema, por lo que va más allá de la producción. Y el Gobierno de España apuesta por la ganadería extensiva y por el pastoreo en la nueva PAC”, resumió.

Javier Iglesias, presidente de la Diputación de Salamanca, tampoco faltó a una cita que desarrollará parte de su programación en Gomecello. “Salamanca es una de las provincias ganaderas por antonomasia. Hay más cabezas de ganado bovino que personas, si sumamos las de cerdo y ovino se multiplican por cinco. Y aquí los productos se hacen con extrema calidad, no porque los mercados lo exijan por moda, sino porque siempre lo hemos hecho de modo tradicional en la dehesa. Creo que el arte del pastoreo constituye una doble oportunidad, para las personas y también para los territorios”, aseguró.

Finalmente, Jorge Llorente, viceconsejero de Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, recordó que la Comunidad es "la primera del país en ovino de leche" con más del 60 por ciento de la producción nacional. “Tenemos diferentes figuras de calidad de queso y también de lechazo, que se ha convertido en uno de los productos estrella de país. El pastoreo, desde luego, significa creación de riqueza en el mundo rural, sostenibilidad y crecimiento demográfico, y por eso la Junta seguirá ofreciendo apoyo económico para impulsar estos procesos desde la innovación”, concluyó.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído