El ‘Cole del hospital’: El aula del Clínico en el que los niños hospitalizados aprenden y se divierten

Por las mañanas, dos maestras dan clases en ella a los escolares que se encuentran ingresados. Por la tarde, algunas asociaciones tratan de amenizar la estancia de los jóvenes en este lugar.

 Rosa Sancho y Raquel Blanco
Rosa Sancho y Raquel Blanco

De todos los colegios que hay en Salamanca, ninguno es tan pequeño como este ni está ubicado en un lugar tan inusual. Situado en la tercera planta del Hospital Clínico Universitario, únicamente tiene una puerta, pero al abrirla se descubre un espacio que trata de rebosar alegría.

Es el aula hospitalaria y en ella se da clase a los niños que se encuentran ingresados en este recinto o que acuden a él a realizarse pruebas y que cursan Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria o Bachillerato. Abre de lunes a viernes de 9 a 14 horas, si bien por las tardes y los fines de semana se encargan de ella algunas asociaciones para que sirva de lugar de esparcimiento. Está repleta de libros, juegos y juguetes. La preside una mesa situada en el medio de la sala y que centra las actividades que se realizan.

Aula hospitalaria de Salamanca (5) 1200x800

Este peculiar colegio que depende de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León carece de director o jefe de estudios, pero cuenta con dos maestras que trabajan en él desde hace once años: Raquel Blanco y Rosa Sancho.

“Todas las mañanas saludamos a los niños que están en el Clínico y les invitamos a venir. No podemos seguir un programa como en un colegio normal porque la estancia en el hospital es variable, pero sí realizamos actividades temáticas para fechas señaladas, como el Día del Padre, el Día de la Madre, carnavales… Son talleres en los que participa cualquier niño, independientemente del tiempo que permanezca ingresado, pero que hay que hacerlos en un día, pues alguno de los escolares puede ser dado de alta en unas horas. Mientras están aquí se sienten seguros porque consideran que es el único sitio del hospital en el que nadie puede hacerles daño”, señala Blanco a SALAMANCA24HORAS.

Sancho considera que esta sala es especial: “Es un colegio diferente. Hay momentos en los que aparecen cuatro chicos, otros en los que se juntan ocho… También hay que tener en cuenta que algunos niños vienen en silla de ruedas o con un brazo escayolado y un gotero en el otro… Además, los médicos pueden entrar para atender a alguno de los ‘alumnos’. Con sus centros escolares nos coordinamos siempre que sepamos que van a quedarse ingresados más de una semana. Aunque con el consentimiento de los padres varios tutores nos envían exámenes para que hagan, nosotras no ponemos las notas. Eso sí, hablamos con los progenitores que necesiten contarnos algo. Somos un apoyo psicológico para ellos. Y es que este espacio es un lugar de respiro para todos”.

Aula hospitalaria de Salamanca (4) 1200x800

El aula cuenta con material escolar, pizarra y ordenadores. “Hace unos años todos los niños querían usar uno para jugar, pero ahora lo hacen desde las habitaciones con las tabletas”, explica Raquel. En cuanto a la cantidad de objetos que tiene la sala, Rosa confiesa que está tan llena que ocasionalmente rechazan regalos: “Lo que más les gusta son los juegos de mesa, los juguetes de clicks y todo lo relacionado con los dibujos que estén de moda”.

Las visitas son bienvenidas en este centro. Por eso, asociaciones de toda índole y clubes deportivos de Salamanca suelen acudir a este ‘cole’ para acompañar a los niños. El entrenador de fútbol Vicente del Bosque y el actor Juanjo Alterio también han compartido tiempo con los ‘estudiantes’, a los que este martes saludará la Policía Local y que la pasada semana tuvieron las primeras excursiones de la historia de esta aula: una al parque de Bomberos de Salamanca y otra a un entrenamiento del Real Madrid. “Solamente por verles sonreír merece la pena cualquier esfuerzo realizado en este aspecto”, cuenta Rosa Sancho. “Aunque trabajamos las mismas asignaturas que en cualquier colegio, potenciamos todo aquello que les proporcione ánimos y subidas de energía, como conversaciones entre ellos”, añade Raquel Blanco.

Aula hospitalaria de Salamanca (3) 1200x800Las dos maestras acuden cada año a diferentes cursos enfocados a este tipo de educación y gracias a estas reuniones con profesionales que ejercen en otros hospitales, el 29 de marzo de 2019 las Cortes de Castilla y León aprobaban una orden por la que se regulan medidas dirigidas al alumnado escolarizado en centros educativos sostenidos con fondos públicos de la comunidad de Castilla y León que presenta necesidades sanitarias o socio sanitarias.

Blanco y Sancho serán las encargadas de leer este lunes en Salamanca el manifiesto del Día Nacional del Niño Hospitalizado, una fecha relevante para el aula hospitalaria, pues supone un punto de encuentro entre todas las partes que atienden a estos chicos. Pero como todo colegio, este también organiza fiestas en navidades y al inicio del verano con el fin de que los escolares estén activos y alegres.

Ellas lo están por la satisfacción que les proporciona su trabajo. “Engancha un montón. Estos niños te enseñan cada día. Dan muchas lecciones”, reflexiona Raquel. Rosa, por su parte, pone un ejemplo para mostrar la implicación de las dos docentes con este proyecto: “Tenemos una relación muy estrecha con los chicos que más tiempo permanecen ingresados, pues el contacto es continuo. Algunos que pasaron por aquí hace diez años ahora vienen a visitarnos cuando acuden al Clínico. Esta labor nos aporta mucho a nivel personal. Son nuestros niños”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído