El Ayuntamiento de Salamanca aprovechará el agua del río para economizar el consumo en los huertos urbanos

Incluye una planta fotovoltaica con sistema de baterías de almacenamiento para autoconsumo eléctrico, favoreciendo así la eficiencia y el ahorro energético

HUERTOS URBANOS. FOTO S24H
HUERTOS URBANOS. FOTO S24H

El Ayuntamiento de Salamanca ha iniciado el expediente de contratación de la ejecución de las obras para la captación y bombeo de agua para riego de los huertos urbanos y zonas aledañas, así como una planta fotovoltaica para su suministro eléctrico, tras obtener el visto bueno al proyecto por parte de la Confederación Hidrográfica del Duero.

Con un presupuesto base de licitación de 400.000 euros, esta iniciativa está enmarcada en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) TORMES+, que en total cuenta con un presupuesto en torno a 24 millones de euros, con financiación de fondos FEDER gracias a las políticas de cohesión de la Unión Europea.

El proyecto en el parque de los huertos urbanos de Salamanca tiene por objetivo economizar el consumo de agua en esta zona trastormesina, favoreciendo la transición a una economía baja en carbono y mejorando la eficiencia con el aumento de energías renovables en áreas urbanas.

Como punto de partida, para calcular la necesidad de agua para el abastecimiento de los huertos, se estima un consumo máximo de 6 litros al día por metro cuadrado. Dado que se trata de 617 huertos urbanos en total, y se pretende asegurar el suministro diario, este consumo estimado supone la necesidad de construir una captación capaz de suministrar 180 metros cúbicos al día a una presión mínima de 37 metros de columna de agua.

Además de los huertos, también se pretende asegurar el suministro diario para el riego de los paseos y zonas verdes de forma independiente mediante el mismo sistema de funcionamiento, favoreciendo la expansión de la infraestructura verde en entornos urbanos, de acuerdo a la estrategia Savia para hacer de Salamanca una ciudad más saludable y con una mayor calidad de vida.

Con el fin de integrar esta construcción en el paisaje, se compondrá de siete pozos excavados de una profundidad mínima de 5 metros: cuatro en el paraje Vega de Tejares para regar 7 hectáreas de los huertos urbanos; uno en Huerta Otea para regar 8 hectáreas de jardines de este barrio; otro junto al Puente Romano para regar 11 hectáreas de zonas verdes en su entorno; y uno más en el Paseo Fluvial para regar 1,5 hectáreas de sus jardines.

Para el funcionamiento de estas captaciones, el proyecto pretende utilizar la energía solar obtenida mediante placas solares fotovoltaicas con sistema de baterías de almacenamiento como fuente principal, así como una acometida eléctrica para asegurar el suministro, favoreciendo así la eficiencia y el ahorro energético.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído