​El Ayuntamiento se vuelve a olvidar del único abanderado olímpico salmantino en su homenaje a los boxeadores charros

Quien fuera uno de los mejores púgiles de España, Fabián Vicente del Valle, sigue sin contar con ninguna referencia ni homenaje por parte del Consistorio. El periodista especializado, Emilio Marquiegui, ha destacado del mismo que “fue un referente en aquellos tiempos”

11 Comentarios

 Boxeadores (13)
Boxeadores (13)

Este miércoles, boxeadores históricos de la ciudad de Salamanca, especialmente de los años 60 y 70, han recibido un merecido homenaje por parte del Ayuntamiento, que ha querido reconocer su trayectoria y su contribución a la difusión del nombre de la ciudad, que en aquella época estaba considerada el epicentro nacional de este deporte.

Además, el encargado de presentar dicho homenaje ha sido el periodista especializado en boxeo –y uno de los más prestigiosos, sino el que más- Emilio Marquiegui, quien ha rememorado que Salamanca fue “una potencia” en el ámbito pugilístico en el pasado.

Emilio Marquiegui, quien ha recordado que la primera velada que comentó fuera de Madrid fue en Alba de Tormes, ha asegurado que el boxeo está sufriendo a nivel nacional “un relanzamiento tremendo” y ha invitado a la ciudad charra a que tome medidas para fomentar este deporte desde la base.

En el Salón de Recepciones se han dado cita cerca de una treintena de antiguos boxeadores de Salamanca, entre los que se encontraban campeones internacionales y nacionales, así como participantes en combates intercontinentales. Asimismo, han asistido familiares de algunos de los deportistas ya fallecidos, para quienes el alcalde ha tenido un recuerdo especial. En concreto, han estado presentes las familias de ‘Medina’, ‘Madriles’, ‘Pepe San Matías’, Vicente Nieto y Aquilino Guarido San José.

En este homenaje, eso sí, ha vuelto a ser olvidado, una vez más, el único abanderado olímpico salmantino (Londres 1948), el púgil Fabián Vicente del Valle, quien sigue sin recibir ningún reconocimiento por parte de su ciudad natal -ni siquiera está incluido en el Homenaje a los Olímpicos del CMI Julián Sánchez ‘El Charro’-.

El alcalde, Carlos García Carbayo, ha asegurado tras una pregunta de este medio que “desde el Ayuntamiento estamos dando altavoz a todas esas iniciativas y, sobre todo, reconociendo y premiando a los salmantinos que consiguen logros importantes para la ciudad de Salamanca, porque los compartimos todos. Alguna posibilidad vamos a tener de hacer ese reconocimiento”. Un reconocimiento a Fabián Martínez del Valle, eso sí, que tendrá que esperar, por el momento.

Sobre él, Emilio Marquiegui ha destacado que fue “un referente en aquellos tiempos” y ha considerado necesario resaltar su figura, como también la de Antonio Guinaldo -que fue doble campeón de Europa y que no pudo acudir a la cita de este miércoles al residir en Barcelona-, para que los jóvenes boxeadores salmantinos conozcan la historia de su ciudad, “un lugar magnífico e histórico para la práctica del boxeo”.

Además, el periodista pugilístico se comprometió ante SALAMANCA24HORAS a narrar la velada entre profesionales que el boxeador César Hernández Barreña, autor del libro ‘Medio Siglo de Boxeo Salmantino’, le ha solicitado de cara a las Ferias y Fiestas de Salamanca al alcalde: “Por supuesto, dejo aquí mi promesa de que salvo error u omisión o cualquier otro problema, yo estaré aquí si hay alguna velada en Salamanca”.

Boxeadores (10)

Fabián Vicente del Valle, uno de los grandes púgiles de la década de los 30 y un “ejemplo”

Nacido en Salamanca en 1912, Fabián Vicente del Valle compatibilizó la vida militar con la práctica y la organización deportiva. Boxeador amateur y profesor de educación física, fue campeón nacional de los pesos pesados y era la máxima esperanza olímpica en Berlín 1936, pero la Guerra Civil truncó su participación y su carrera deportiva, que retomó como dirigente.

Además de desarrollar una importante labor de promoción del boxeo en los años de la posguerra -abandonó su práctica para ser vicepresidente de la Federación y posterior seleccionador nacional-, fue el introductor, impulsor y primer dirigente del judo en España, recuperando también la lucha olímpica y apoyando, de la misma manera, al karate y al taekwondo.

No sólo eso, sino que formó parte de las Federación Española de Socorrismo y de Béisbol, y realizó una gran promoción de la actividad deportiva en el ejército -fue uno de los impulsores de la Academia General del Aire, y llegó a ser general del Ejército del Aire-. Además, fue miembro del COE y la Delegación Nacional de Deportes, de 1939 a 1978.

Toda su vinculación y entrenamiento con los púgiles provocaron que Fabián Vicente del Valle fuese reconocido en los Juegos Olímpicos de Londres de 1948 como abanderado olímpico español. El ya fallecido Juan Antonio Samaranch -presidente del Comité Olímpico Internacional-, resumió su legado de la siguiente forma: “pasarán cien años para que alguien tenga el currículum deportivo y profesional de Fabián Vicente del Valle”.

28336799 1798397596871525 190111674096631361 o

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído