Casado muestra su rechazo a vacunar con Pfizer a quienes recibieron la primera dosis de AstraZeneca y lanza el aviso de que faltan vacunas en Castilla y León

La consejera de Sanidad cree que sería mejor o inocular la segunda dosis del mismo fármaco, como opina la EMA, o no inyectar ninguna vacuna más. Mezclando fármacos aumentan los efectos secundarios, según el estudio, que considera insuficiente

Casado muestra su rechazo a vacunar con Pfizer a quienes recibieron la primera dosis de AstraZeneca y lanza el aviso de que faltan vacunas en Castilla y León
Casado muestra su rechazo a vacunar con Pfizer a quienes recibieron la primera dosis de AstraZeneca y lanza el aviso de que faltan vacunas en Castilla y León

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha mostrado su rechazo a inocular la segunda dosis de Pfizer a quienes recibieron la primera de AstraZeneca. Así lo ha explicado en rueda de prensa, señalando que ella está a favor de seguir las indicaciones de la EMA (Agencia Europea del Medicamento) de poner la segunda vacuna de la farmacéutica anglosueca o de no poner ninguna más a quienes recibieron este fármaco.

Casado recalcó que el estudio realizado por el Instituto Carlos III es, por un lado, insuficiente, ya que solo se ha realizado a 600 personas cuando los efectos adversos de AstraZeneca se estiman que afectan a 6 o 10 personas por cada millón de habitantes; por otro lado, no se ha inoculado el fármaco anglosueco en el grupo de control, algo que se debería haber hecho.

“Es evidente que se produce un aumento de la inmunidad, porque se pone una segunda dosis, pero también se produce un aumento de la reactogenicidad”, ha añadido la consejera para resaltar que el estudio muestra un incremento de los efectos adversos leves y moderados al combinar vacunas.

Verónica Casado ha declarado, además, que ella, que fue vacunada con AstraZeneca, también quiere recibir la segunda dosis del mismo fármaco. Algo que, eso sí, ocurrirá con total seguridad, ya que el nuevo planteamiento solo afecta a los menores de 60 años, mientras que a los mayores de dicha edad sí se les pondrá la segunda dosis en el tiempo previsto.

Conllevará problemas para continuar la campaña de vacunación porque “faltan vacunas en Castilla y León”

Los efectos secundarios por combinar vacunas no era lo que más preocupaba a la consejera de Sanidad. Y es que Verónica Casado ha insistido que si se ha de inyectar Pfizer a quienes recibieron AstraZeneca en su día se producirá un problema para continuar la campaña de vacunación en la Comunidad, puesto que, bajo su opinión, Castilla y León está sufriendo un desabastecimiento.

Así, ha cifrado en más de 70.000 las personas vacunadas con AstraZeneca y que están pendientes de la segunda dosis. Al mismo tiempo, hay otros 70.000 ciudadanos que tienen que recibir la segunda vacuna de Pfizer. En total, más de 140.000 personas que necesitarían otras tantas vacunas y que, según las previsiones de la Junta, superarían las dosis que recibirá la Comunidad en las próximas semanas del fármaco de Pfizer.

Por lo tanto, si finalmente se opta por la opción de seguir las indicaciones de Sanidad, “nos enfrentamos a un problema de planificación”. Este problema la consejera lo achacó al cambio de criterio de reparto de vacunas, que ha dejado de primar a la población vulnerable para tener en cuenta la población total.

Eso sí, Casado también reconoció que en la Junta estaban avisados de ese cambio de criterio que se iba a producir a mediados de mayo. No obstante, reiteró que “necesitamos más vacunas” para continuar inmunizando a la población al mismo ritmo de las últimas semanas y no frenar la campaña de vacunación. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído