CCOO propone un conjunto de medidas “urgentes” para salvaguardar el sistema educativo y la salud de la comunidad escolar

El sindicato lo hace ante una situación que la pandemia del COVID-19 hace cada vez más compleja y con un alto número de aulas en cuarentena en la provincia de Salamanca

3 Comentarios

Clase/aula en el primer día de curso del 2020
Clase/aula en el primer día de curso del 2020

Comisiones Obreras de Salamanca ha propuesto un conjunto de medidas “urgentes” para tratar de salvaguardar el sistema educativo y la salud de la comunidad escolar, tal y como señalan en un comunicado remitido a los medios de comunicación en el que recuerdan que el sindicato siempre ha defendido la importancia de la presencialidad “para garantizar una educación de calidad y con equidad”.

Eso sí, desde la organización sindical también señalan que, al mismo tiempo, han sido y son partidarios de que sean los protocolos dictados por las autoridades sanitarias “los que marquen la pauta en la evolución de las tareas educativas”.

Así, en un momento en el que los índices de contagio se han disparado, desde CCOO creen que sería conveniente que desde la Administración se tomen las cautelas necesarias para poner a salvo al sistema educativo “de otro apagón masivo, como el que sufrió con el confinamiento de marzo de 2020”.

Por ello, proponen una batería de medidas entre las que se engloban las siguientes

  • Revisar y actualizar los protocolos para centros educativos a la nueva situación.
  • Revisar el procedimiento de actuación para los servicios de prevención y que se considere al personal del ámbito educativo, al menos, en el Nivel de Riesgo 2 (NR2).
  • Frente a la campaña de vacunación, es necesario que se diseñe un plan integral que incluya en las mismas condiciones a todo el personal de los centros educativos.
  • Debido al surgimiento de cepas con un mayor grado de contagio, solicitan que los centros educativos proporcionen mascarillas FFP2 al personal educativo.
  • Contratación inmediata del profesorado, del personal de apoyo y de servicios educativos necesarios, para garantizar la reducción de las ratios en las aulas y el seguimiento académico de todo el alumnado, con el fin último de garantizar la presencialidad en los centros –como garante de la equidad, la inclusividad, la calidad de los aprendizajes– y la salud de toda la comunidad educativa.
  • Destinar los recursos tecnológicos, económicos y sociales necesarios para garantizar a las familias en situación más desfavorecida el pleno ejercicio del derecho a la educación de calidad.
  • Que se dote a los centros educativos de medidores de CO2, termómetros, sistemas de purificación y extracción de aire, y todas las herramientas necesarias para valorar las condiciones de salubridad en relación con temperaturas y COVID-19.

“Los perjuicios para el aprendizaje que la situación actual puede causar son incalculables”, recalcan, valorando que el actual es el momento “de las políticas de consenso pensando en el conjunto de la comunidad educativa”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído