La cesta de la compra: nueva herramienta para combatir el cambio climático

La compra de productos de proximidad supone una activación del tejido económico de la zona y generar empleo para la población salmantina

2 Comentarios

Cesta de la compra. EP
Cesta de la compra. EP

Nuestra cesta de la compra puede convertirse en una herramienta para luchar contra el cambio climático a la vez que impulsamos la economía local. La clave está en elegir productos de Km0, en los que haya menos de 100 kilómetros de distancia entre la producción y el consumo, lo que significa consumir artículos teniendo en cuenta el desarrollo sostenible, el cuidado del medio ambiente, y el compromiso ético con los productores y artesanos de Salamanca.

Según cifras recientes de la consultora Kantar, el 74% de la población prefiere consumir productos locales ante los importados, un planteamiento que genera diversos impactos positivos. Por un lado, el económico, ya que la compra de productos de proximidad supone una activación del tejido económico de la zona y generar empleo para la población salmantina. Por otro lado, el medioambiental, ya que se reducen significativamente las emisiones derivadas de su transporte y se promueve un uso racional y sostenible del terreno. Por último, el consumo de este tipo de productos es garantía de calidad y, en lo referente a comestibles, se relaciona con productos saludables, con gran sabor y que mantienen intactas sus propiedades nutricionales.

Desde el Ayuntamiento de Salamanca, acorde a la filosofía Savia, se están impulsando acciones concretas enfocadas a promover un consumo de cercanía que sirva para promocionar a los productores locales a la vez que se cuida el entorno natural de Salamanca y se favorece la salud ciudadana. Actualmente, se encuentra en desarrollo el proyecto de una lonja agroalimentaria, que se centrará en la exposición de productos locales y que está ubicada en la zona de los huertos urbanos del Tormes, huertos que suponen, en sí mismos, un espacio para el cultivo y autoabastecimiento de productos de cercanía.

Salamanca es una ciudad sabia con una nueva savia respetuosa con el medio ambiente. Una apuesta por el patrimonio verde que también se plasma en los huertos urbanos construidos por el Ayuntamiento con cofinanciación de los Fondos FEDER.

Por otro lado, desde el Consistorio y a través de su estrategia Savia, se vienen apoyando distintas iniciativas particulares destinadas a dar a conocer y poner en valor los productos salmantinos y/o ecológicos y dar visibilidad a sus productores, como el primer Mercado Ecológico organizado el pasado mes en el Centro de Formación Profesional Lorenzo Milani, la quinta Semana de las Legumbres, que tendrá lugar del 8 al 14 de noviembre, o los Mercados Ecológicos de otoño que se han celebrado en la plaza de San Justo todos los sábados del mes de octubre.

Alimentación Km0 y los ODS

La elección de una cesta de la compra sostenible es también un medio para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), impulsados por Naciones Unidas para dar continuidad a la agenda de desarrollo. Es el caso del ODS número 2 que insta a “Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible” y que, en su punto 2.4, se centra en “asegurar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos y aplicar prácticas agrícolas resilientes que aumenten la productividad y la producción y contribuyan al mantenimiento de ecosistemas, fortalezcan la capacidad de adaptación al cambio climático, los fenómenos meteorológicos extremos y mejoren progresivamente la calidad del suelo y la tierra.” O el ODS 12 “Garantizar modelos de consumo y producción sostenibles”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído