Ciudadanos venezolanos se manifiestan en Salamanca por los problemas con la validación del carnet de conducir, que les puede llegar a acarrear la expulsión de España

Ciudadanos venezolanos se manifiestan en Salamanca por los problemas con la validación del carnet de conducir, que les puede llegar a acarrear la expulsión de España
Ciudadanos venezolanos se manifiestan en Salamanca por los problemas con la validación del carnet de conducir, que les puede llegar a acarrear la expulsión de España

Unos pocos ciudadanos venezolanos se han concentrado en la Plaza Mayor para hacer visibles los problemas que están teniendo a la hora de validar sus carnets de conducir en España. Un asunto que les está acarreando contratiempos tanto para sus diferentes trabajos como para, incluso, conversar la residencia en nuestro país.

Según ha comentado a SALAMANCA24HORAS Brian Hichs, uno de los manifestantes -que todavía no ha tenido problemas a la hora de expedir su licencia de tráfico pero se solidariza con sus conciudadanos-, el principal problema es que, después de realizar todos los trámites y pagar las tasas correspondientes, “te llaman de la Policía pasados tres o cuatro meses y te dicen que tu permiso de conducir es falso o ilegal y que estás cometiendo un fraude”.

Esta acusación suele derivar en un juicio en el que tienen que demostrar que su carnet de conducir es verdadero y que lo obtuvieron legalmente en Venezuela. Sin embargo, estos ciudadanos no entienden cómo puede surgir el problema “si nosotros, en la página del Instituto Nacional de Tránsito Terrestre, podemos comprobar con nuestros datos que la licencia es correcta”.

Por ello, piden a la DGT y al Gobierno de España que solucionen los malentendidos que pueda haber con el Gobierno venezolano -a quien también culpa de los problemas por su mala organización- y que solucionen la incertidumbre a la que se enfrentan, especialmente en el momento de renovar el carnet de conducir.

Estos problemas empezaron a surgir antes de la pandemia, pero no se han solucionado pasado más de un año. “En Salamanca somos pocos venezolanos, pero en España somos muchísimos, y esto ya afecta a más de 15.000 personas”, ha añadido Brian Hichs. Es por ello que se han desarrollado concentraciones simultáneas en muchas provincias de España, con Madrid a la cabeza.

Y es que estas acusaciones de falsos carnets de conducir desembocan en dos grandes problemas: el primero, que no pueden usar su licencia, dándose la circunstancia de que muchos de ellos la necesitan para trabajar porque suelen ser repartidores, ya sea de Amazon, de empresas de transporte o de restaurantes; el segundo, que les afecta a la hora de mantener el permiso de residencia.

Es ahí, de hecho, donde reside el gran contratiempo. “Es una mancha muy grande, el haber falsificado un permiso, aunque no sea cierto. Y muchos de los venezolanos que tienen que renovar el permiso de residencia y sufren el problema del carnet de conducir terminan recibiendo una carta diciendo que tienen que abandonar España en un período de 15 días”, lamenta Brian.

“Nos hacen pasar por un proceso muy largo que nos puede llevar a tener que salir del país”, prosigue el venezolano, quien lamenta que no haya una figura política ni en su nación ni en España que les represente y mire por su bienestar. “Nosotros sabemos que nuestras licencias son legales, pero nos está condicionando porque nos termina figurando como falta grave y te amenazan con expulsarte del país”, recalca.

Por todo ello, Brian Hichs pide que los dos Gobiernos trabajen de manera conjunta para solucionar sus problemas y finaliza recordando que “ningún venezolano de a pie debería pagar las incompetencias de los dirigentes”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído