El Comedor de los Pobres, que atiende a más de 200 familias diariamente, no ha tenido "ni una silla libre" los días previos a Navidad

El día 22 organizaron un reparto de alimentos y de regalos, mientras que en Nochebuena realizaron una gran cena. La fundadora del Comedor, Queti Luciano, lamenta que haya tanta gente que necesite ayuda, y cree que pese a que se diga, la situación ecómica no mejora.

 1398180
1398180

La Navidad acoge fechas que se suelen pasar con la familia alrededor de una mesa y con comidas copiosas mientras se comparte el momento. Sin embargo, hay gente que no puede permitirse tal cosa, más aún desde la llegada de la crisis. Por suerte, hay otras personas que donan voluntariamente parte de su tiempo y sus recursos para que todo el mundo pueda disfrutar de unas fiestas dignas.

Es el caso del Comedor de los Pobres, entidad que durante todo el año atiende a centenares de personas diariamente dándoles una comida caliente que llevarse a la boca y alimentos de primera necesidad para que se los lleven a sus casas y puedan sobrevivir dignamente. Pero los usuarios de este tipo de recursos aumentan con el fin de año.

Queti Luciano, fundadora del Comedor de los Pobres, confirma a SALAMANCA24HORAS que, con la llegada de las fechas navideñas, el número de personas que acudieron a beneficiarse del servicio caritativo que ofrecen aumentó, “sobre todo la gente sin techo, que son los más vulnerables”.

Así, si normalmente siempre están completos, los días previos a Navidad “hemos tenido todo lleno, no hay ni una silla libre”. De hecho, recuerda que no es sólo ahora cuando tienen “un montón de gente”, ya que durante el resto del año atienden con asiduidad a más de 200 familias, algo que califica de “increíble” si bien, insiste, en que le gustaría que fuese un número menor, ya que eso supondría que habría mejorado la situación de todas estas personas.

“Cuando pongo la televisión y veo las noticias, que dicen que todo está mejor, pienso que será fuera de Salamanca”, prosigue Queti Luciano, haciendo ver que desde hace unos años el número de personas que acuden al Comedor de los Pobres no ha dejado de ir en aumento.

Una gran cena de Nochebuena, el reparto de alimentos para toda Navidad y la llegada de los Reyes Magos, las grandes actividades

Para tratar de que todo el mundo pase unas Navidades apacibles y pueda disfrutar al máximo de estas fechas tan significativas, desde el Comedor de los Pobres organizaron diversas actividades que comenzaron a finales de la semana pasada.

El sábado 22, mientras la inmensa mayoría de personas estaba pendiente de la Lotería de Navidad, los voluntarios del Comedor comenzaron a trabajar para llevar a cabo, a primera hora de la tarde, un reparto de alimentos que esperan que le duren a los destinatarios todas las fechas. Además, este contaba con productos típicos navideños para que así todos puedan disfrutar de buenas comidas durante estos días.

Igualmente, el propio sábado llegaron los Reyes Magos y Papá Noel, ya que hicieron la entrega de regalos para los más peques de la Misión Educativa y que así ellos también puedan disfrutar de juguetes durante estas fiestas que, de otra manera, sólo podrían soñar con ellos.

Pero eso no es todo, sino que en Nochebuena llegó una de las actividades estrella. El Comedor de los Pobres organizó una gran cena para todos aquellos que lo necesitan. Costaba algo menos de 20 euros ‘apadrinar’ dicho convite, y Queti pudo por menos que agradecer a toda la gente que decidió invertir en ellos ya que pudieron dar cabida a todos los comensales que entraban.

Le gustaría que fueran más, pero el espacio no se lo permite. Así, dicha cena fue “hogar y calor para los que no lo tienen”, y constaba de una variada selección de alimentos y un pequeño regalito para los asistentes. “Desde aquí, un gracias muy grande”, continuaba la fundadora del Comedor de los Pobres.

Varias formas de colaborar con el Comedor de los Pobres

Queti Luciano sí destaca que, con la llegada de la Navidad, hay que gente a la que se le despierta el espíritu solidario, que ella espera que no se le diluya el resto del año. Así, a toda esa gente que quiera colaborar con el Comedor de los Pobres, les explica que hay varias posibilidades.

Una es acudir allí, a la sede (situada en el paseo de la Estación 73) y preguntar por información, y ellos se la facilitarán. También case la opción de llamar por teléfono (923 261 465) o de realizar un donativo (en el número de cuenta del BBVA ES47 0182 3726 10 0208524052).

Respecto a la sede, Queti lamenta que el cambio que desean hacer todavía no haya tenido lugar. “Tiene que salirnos un local no muy caro y, además, estar céntrico, para así prestar la ayuda a todas las personas que vienen”, relata. Sin embargo, todo lo que han encontrado hasta ahora se les iba de precio y era “imposible para el bolsillo”, por lo que pide que “si alguien sabe de un local grandes, que nos diga y estaremos encantados de mirarlo; si no estamos obligados a quedarnos”.

Eso sí, durante el primer trimestre del año no se moverán de donde están, porque “es horrible la cantidad de trabajo que tenemos”. Ya no sólo de las familias que acuden tras las fiestas (que aumentan ligeramente con la famosa ‘cuesta de enero’), sino porque también reciben a varios colegios a los que les detallan su función y cuyos niños actúan como voluntarios durante un día.

“Hay gente que tiene mucho menos que nosotros. Mi mayor deseo es que no hubiera pobres”

Queti recuerda que empezó la labor solidaria porque “si miramos para atrás, otros tienen mucho menos que nosotros”. Por eso, su mayor deseo para estas fiestas es “que no hubiera pobres”. Sabe que es una tarea complicada, pero cree que “si repartiéramos, habría menos pobreza”.

A raíz de la crisis, la ayuda que prestaban se disparó, porque se destruyeron muchos puestos de trabajo que todavía no se han recuperado. “Mi mayor deseo es que no hubiera tanta bolsa de pobreza, ni en Salamanca ni en el mundo entero”, pero lamenta que las diferencias sean “cada vez más abismales”.

Junto a ese deseo, Queti también pide “salud para todos”, y se despide danto las gracias “a tantas personas y voluntarios que colaboran, porque sin su trabajo sería imposible”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído