Cómo planchar bien haciendo el mínimo esfuerzo

Con los siguientes consejos que te ofrece la OCU seguro que planchar dejará de ser un suplicio

Planchar la ropa | Fotografía EP
Planchar la ropa | Fotografía EP

Para muchos y muchas planchar se ha convertido en un auténtico suplicio. Sin embargo, conseguir un planchado fácil y rápido es realmente complicado, aunque no imposible. Eso sí dependerá de la habilidad que tengas con la plancha y la calidad de la misma.

La OCU recomienda una serie de consejos a seguir para que planchar no te vuelva a suponer un trabajo costoso. En primer lugar, recomienda poner la lavadora a una baja temperatura, con el fin de que tu ropa salga menos arrugada. Es importante tender la ropa cuando la lavadora termine para que no coja mal olor y esté más estirada, así nos será más fácil plancharla después.

Un consejo a la hora de tender la ropa es dar la vuelta a las prendas antes de colgarlas, con el fin de que se estire mejor la ropa. Las pinzas hay que colocarlas en las costuras o en zonas poco visibles para que no queden marcas.

Aunque es conveniente caer en el detalle de que cada ropa requiere de un cuidado diferente. Por ello, las camisas para secarse deben colgarse en perchas, los pantalones se tienden sujetándolos por el dobladillo inferior, y los jerséis es mejor ponerlos sobre una superficie lisa. En el caso de las sábanas si se tienden bien estiradas te ahorrarás el tener que pasarle la plancha.

Para planchar haciendo el mínimo esfuerzo se requiere planchar la ropa cuando está esté un poco húmeda, ya que la propia humedad protegerá a los tejidos de las quemaduras. No se debe planchar haciendo círculos y tampoco se debe pasar la plancha por encima de los botones, cremalleras etc.

Primero deberíamos planchar los cuellos, puños y mangas, y sacar los bolsillos de los pantalones para que no se arruguen. Finalmente hay que esperar a que la ropa se enfríe para guardarla en el armario o vestidor.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído