La compra online y la reutilización de libros de texto

Las librerías físicas no son las únicas que comienzan su actividad con el inicio del curso, también las crecientes plataformas online toman protagonismo. La reutilización de libros y materiales sigue siendo muy común.

 La compra online y la reutilización de libros de texto
La compra online y la reutilización de libros de texto

La venta de libros de texto online tiene fuerza entre las familias desde hace aproximadamente tres años, a pesar de ello, los libreros se muestran seguros ante la amenaza de Internet. Ya son muchas las plataformas que permiten a los padres acceder con facilidad a la información sobre los libros, sus precios, el tiempo de espera de reserva, etc.

Los responsables de las librerías creen que los usuarios siguen prefiriendo las librerías físicas porque las plataformas online pueden provocar conflictos, como por ejemplo las dificultades a la hora de tener que hacer la devolución de un libro. Como ventajas, la compra online puede hacerse directamente desde cada hogar sin necesidad de llamadas y sin acudir a las libreriar ‘in situ’.

Según reconocen los responsables de las librerías, la venta online está aumentando pero todavía no es notable este aumento, sino que se puede apreciar más por su crecimiento en el tiempo desde los últimos tres años.

Reutilización de libros

Utilizar redes de amigos y familiares para dar una nueva vida, en los casos en que sea posible, a libros usados de hermanos mayores, primos, conocidos, etcétera, puede conllevar importantes ahorros. Esta práctica tan común es bien recibida por los libreros, la entienden y comprenden perfectamente aunque también reconocen que afecta a su negocio.

Además de los libros de texto, OCU recomienda la reutilización de otros materiales complementarios (diccionarios, estuches, mochila, etc.) entre hermanos o de un año para otro, siempre y cuando se encuentren en buenas condiciones. Es importante inculcar a los menores la responsabilidad de cuidar los materiales para alargar su vida útil.

Otras alternativas a la compra de los libros, bien valoradas y cada vez más comunes en nuestro país, son el intercambio (in situ o a través de distintas plataformas online) o la compra de libros de segunda mano (a través de librerías físicas, particulares o plataformas online).  

Si prefieres optar por la compra de libros nuevos, te recomendamos comparar distintos establecimientos (on y offline) antes de comprar. Esta forma puede conllevar en la práctica tener que reservarlos en lugares diferentes, ya que el comprador usualmente no tendrá información certera sobre el precio final en el momento de reservar. Tras comprobar los precios, los usuarios tienen todo el derecho a rechazar las reservas si comprueban que son más caras que otras.

Comparar precios

Dependiendo del punto de venta donde el usuario realice la compra se ahorrará hasta un 25% en libros de texto, por eso es conveniente comparar. Según datos de OCU, los libros resultan más baratos en las grandes superficies como E.Leclerc, seguidos de librerías online. Finalmente, las librerías tradicionales cuentan con los precios más desfavorables, pero a cambio ganan en la personalización de su atención.

Al comprar, es frecuente que los establecimientos cuenten con promociones aparentemente atractivas, pero es el usuario el que debe ir más allá y pararse a leer la información para comprender de manera completa las condiciones de la oferta y ver en qué medida puede resultarle rentable.

Otro consejo práctico, que en muchas ocasiones viene de los propios centros, consiste en no poner nombre ni forrar los libros hasta haber confirmado que los mismos son correctos con el profesor. Por ello, es importante guardar todos los tickets y justificantes de compra hasta el comienzo del curso escolar, con el fin de poder cambiar o devolver los libros si alguno de ellos resultara incorrecto.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído