La compraventa de vivienda se recupera mínimamente con bajos precios de hipoteca

Acumula tres años al alza aunque de manera escasa. Durante la totalidad de 2016, el número de transacciones fue de 2.241 y supone una subida de casi 600 sobre el punto más bajo, el de 2013. Sin embargo, la cifra supone menos de la mitad de las operaciones que se realizaron en 2007. La vivienda usada sigue ampliando su espectro frente a la nueva y los solares siguen tendiendo a la baja. El precio medio de hipoteca constituida por vivienda se encuentra en sus términos más bajos, cerca del mínimo de 2013

 La compraventa de vivienda se recupera mínimamente con bajos precios de hipoteca
La compraventa de vivienda se recupera mínimamente con bajos precios de hipoteca

Muy poco a poco pero el mercado inmobiliario en Salamanca sigue recuperándose debido, principalmente, a la compraventa de viviendas usadas, según refleja la estadística de transmisiones de derechos de la propiedad del Instituto Nacional de Estadística. De hecho, el total de viviendas vendidas acumula tres años seguidos al alza hasta los 2.241 que hubo en 2016. 

Sin embargo, en los dos primeros meses de este año, de los que ya hay datos, el total de compraventa de vivienda descendió mínimamente en comparación a 2016. Enero y febrero supusieron un total de 433 transacciones en la provincia de Salamanca respecto a los 441 en el mismo periodo de 2016. La cifra, de hecho, solo es superior a 2014 desde que existen datos, cuando no se llegó a los 400, pero en 2015 fue de 434 y anteriormente siempre estuvo por encima de las 500.

Volviendo a los datos totales, en 2016 se llegó a la cifra de 2012 pero aún quedan lejos los mejores tiempos para el mercado inmobiliario. Desde el 2007 en el que las transacciones llegaron a las 5.545, el sector ha perdido paulatinamente compradores hasta tocar fondo en 2013, con 1.664. Desde entonces ha vuelto a crecer, aunque de manera muy lenta, situándose todavía casi en la mitad de las realizadas al comienzo de la crisis, en 2008. 

El mercado de segunda mano sigue acaparando el mercado

En 2016, la compraventa de vivienda usada fue, en porcentaje, fue de un 83,5% frente al solo 16,5% que supuso la vivienda nueva. En el total, fue de 1.924 contra solo 317. Ambos crecen con respecto a 2015, pero solo la de segunda mano lo hace también con respecto a años anteriores. De hecho, en 2015, el porcentaje fue de 85,8% y 14,2%, respectivamente, pero ya en 2014 la proporción se reduce a 71,6% y 29,4%.

En lo que respecta a la provincia en los dos primeros meses de 2017, la vivienda nueva sigue perdiendo peso. En enero, las transacciones realizadas fueron 31 por las 39 de febrero frente a las 183 y 180 de la vivienda usada, respectivamente. De hecho, por debajo de cien operaciones en cuanto a vivienda nueva se refiere tan solo se ha estado en Salamanca en los últimos tres años, mientras que ya en 2014, solo en febrero se superó la cifra. 

La vivienda protegida, la menos afectada por la crisis

En una época donde el mercado inmobiliario fue el más afectado de por la falta de oportunidades laborales, parece obvio que las viviendas de protección oficial tomaran protagonismo. A pesar de ello, la caída de precios en vivienda libre equiparó en gran medida los precios, algo que notó aunque en menor medida este tipo de vivienda.

De hecho, las variaciones en cuanto a operaciones realizadas han sido mucho menores que en las libres. Baste comprobar que en 2016, el número total de transacciones en este caso fue de 313, mientras que en 2007 fue de 371. De hecho, la cifra de 2016 supone el doble que en 2012 y 2013 y casi cien más que solo un año antes. 

Por el contrario, la vivienda libre sigue luchando por recuperar unos números muy lejanos a las mejores épocas anteriores a la crisis. En 2016 todavía no consiguió romper la barrera de las 2.000, cifra que no alcanza desde 2012. En 2007, eso sí, el número de compraventa en vivienda libre fue de 5.174. Actualmente se sitúa en 1.928.

En lo que respecta a los dos primeros meses de 2017, eso sí, la vivienda libre crece respecto al año pasado, especialmente gracias a un buen mes de febrero en el que las transacciones se situaron en casi 200, en cifras cercanas a 2011. Eso sí, en el conjunto con enero, se sitúa por debajo de casi todos los años salvo 2016 y 2014. 

La vivienda protegida, en cambio, desciende considerablemente respecto a 2016. Se situó en 64 entre enero y febrero frente a los 94 de 2016 que supuso una gran recuperación frente a los años anteriores. Así, en 2015 fue de 36, en 2014 de 30, en 2013 de 42 y en 2012 de 25. En los primeros años de la crisis, en cambio, fue mayor de manera que en 2011 fue de 188 y en 2010, de 165. 

Solares 

El mercado de los solares en suelo urbano tocó fondo en 2016, según las estadísticas del INE. De hecho, en 2016, las fincas urbanas solares vendidas fueron de 616, por debajo de las 880 de 2015, mientras que anteriormente habían superado los mil. En total, en las fincas urbanas también se rompió a la baja la cifra de los 10.000 hasta los 9.643, mientras las fincas rústicas subieron por segundo año consecutivo hasta situarse en los 6.440.

Esta dinámica se repite en los dos primeros meses del año, en el que la compraventa de solares en fincas urbanas fue de 95, cifra que está por debajo, incluso, de solo enero de 2016. De hecho, es la cifra más baja de la serie histórica. Las fincas urbanas también siguen descendiendo, al tiempo que las rústicas crecen de manera importante hasta superar las 1.500 transacciones frente a las mil de los dos años anteriores. 

Más hipotecas a un menor precio

2016 fue el tercer año consecutivo en el que las hipotecas por vivienda crecieron en Salamanca. De hecho, se situaron en 1643, en lo que suponen 200 más que en 2015, aunque lejos de los primeros años de la crisis. Tanto que desde 2008 al 2010, siempre estuvieron por encima de la cifra de 4.000, tras comenzar una bajada que llevó a 2013 a firmar solo 1.221 al precio más bajo de la serie histórica. De media, en aquel año, cada hipoteca constituida tuvo un valor de 85,6 euros.

Tres años después , el crecimiento en número de hipotecas constituidas ha aumentado hasta olvidar los peores momentos del mercado inmobiliario aunque el precio de las mismas sigue prácticamente igual. De hecho, en 2014 subió hasta los 88,27 euros haciendo pensar que esta se iba a mantener, algo que no ha ocurrido. En 2015 volvió a bajar mínimamente hasta los 87,17 euros y en 2016 se situó en 86,97 cuando, por ejemplo, antes de la crisis, en 2007, el precio de cada una era de 131,47. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído