¿Cuáles son los medicamentos más agresivos de cara a la conducción?

Los efectos secundarios de los medicamentos son detalles muy importantes a tener en cuenta a la hora de ponerse delante del volante, tanto que pueden llegar a salvarnos la vida

Pastillas y medicamentos.
Pastillas y medicamentos.

No es nuevo el mensaje de que para conducir se requieren los 5 sentidos puestos en la carretera. Una advertencia a la que demasiado a menudo algunos conductores hacen caso omiso, y que es la causante principal de la mayor parte de los accidentes.

Actualmente distraerse mientras se está conduciendo es lo más normal. Los coches cada vez son más modernos y ponen más tecnología a nuestra disposición, con la intención de hacernos la vida más fácil, lo que también es un arma de doble filo. Aunque es cierto que el aumento de su tecnología hace que la mayor parte de los coches de ultimísima generación tengan incorporados asistentes a la conducción que permitan monitorizar el nivel de atención del conductor, avisándoles cuándo su nivel de atención está en horas bajas, es importante no fiarse e intentar tener los cinco sentidos sin necesidad de que un aparato nos llame la atención.

Otro causante que hace complicado estar al 100% frente al volante es el consumo de medicamentos. Son muchos los conductores que se disponen a coger el coche, por necesidad, bajo los efectos de algún tratamiento médico. Entre los medicamente más consumidos por los españoles destacan los analgésicos, antiinflamatorios, relajantes o antihistamínicos. Algunos de los más conocidos con el Omeprazol, Paracetamol, Ibuprofeno, Lorozepam, Simvastina o Metformina. Entre ellos los más incompatibles con la conducción por sus efectos adversos ya que pueden provocar somnolencia, algo muy peligroso al volante son el Lorozepam, Metformina y Metamizol sódico. Por ello, es muy importante tener en cuenta los efectos secundarios que provocan los medicamentos que consumimos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído