¿Cuándo y cómo tocar el claxon para evitar que te caiga un ‘multón’?

Los tres ejemplos que pone la DGT para conocer el correcto funcionamiento de la señal acústica

1 Comentarios

Pulsar el claxon | Fotografía Neomotor
Pulsar el claxon | Fotografía Neomotor

Saludar a un conocido, protestar por la lentitud de reacción del coche de delante en un semáforo o perder la paciencia en un atasco son algunos de los casos más habituales en los que solemos tirar de claxon y pegar un buen bocinazo. Sin embargo, cualquiera de estos supuestos se trata de un mal uso de la señal acústica que incorporan todos los vehículos y puede sancionarse con multas entre 80 y 200 euros.

La Dirección General de Tráfico (DGT) recuerda a los conductores que disponer de claxon no da derecho utilizarlo de forma arbitraria, ni tampoco excesiva. Su uso se limita a situaciones en las que el conductor deba dar a conocer su posición al resto de conductores por encontrarse en un contexto de peligro, para advertir a los usuarios de la vía o para prevenir una situación de riesgo.

Para que se entienda mejor cuándo y cómo podemos utilizar la bocina del coche, la DGT pone los siguientes tres ejemplos:

Tratar de evitar un accidente

En una vía estrecha con muchas curvas

Antes de adelantar a una motocicleta en un paso a nivel o cerca de él

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído