“Cuida de quien te cuida”: El trabajo en defensa de los profesionales de la salud del interlocutor policial sanitario de Salamanca

Para incrementar y mejorar la respuesta de la Policía Nacional ante las agresiones al personal sanitario, que antes de la pandemia venían en ascenso en el conjunto general del país, en 2017 se creó la figura del denominado Interlocutor Policial Nacional Sanitario. Actualmente, hay 59 agentes de la Policía Nacional que hacen las veces de interlocutores policiales sanitarios territoriales en las provincias españolas. Su objetivo es el de erradicar las agresiones a los profesionales de la salud, así como otras actividades criminales que puedan darse en los centros sanitarios, en colaboración con la seguridad privada de los centros

“Cuida de quien te cuida”: El trabajo en defensa de los profesionales de la salud del interlocutor policial sanitario de Salamanca
“Cuida de quien te cuida”: El trabajo en defensa de los profesionales de la salud del interlocutor policial sanitario de Salamanca

La sociedad española y la salmantina son conscientes del inestimable servicio que prestan los profesionales sanitarios, y por ello, en general, los respeta y valora mucho. Sin embargo, en ocasiones, llegan a producirse incidentes muy desagradables contra ellos, como amenazas, insultos e incluso agresiones que realizan pacientes, sus familiares u otros usuarios.

Tras la reforma del Código Penal del año 2015, agredir o intimidar de forma grave a un profesional sanitario se considera delito de atentado y los agresores podrían cumplir penas de prisión de 6 meses a 3 años, incluso cuando el ataque se produjera fuera del lugar de trabajo del sanitario.

Para incrementar y mejorar la respuesta de la Policía Nacional ante las agresiones al personal sanitario, que antes de la pandemia venían en ascenso en el conjunto general del país, en 2017 se creó la figura del denominado Interlocutor Policial Nacional Sanitario. Actualmente, hay 59 agentes de la Policía Nacional que hacen las veces de interlocutores policiales sanitarios territoriales en las provincias españolas. Su objetivo es el de erradicar las agresiones a los profesionales de la salud, así como otras actividades criminales que puedan darse en los centros sanitarios, en colaboración con la seguridad privada de los centros.

Además, con el fin de prevenir las agresiones, los interlocutores policiales sanitarios también ofrecen formación a los profesionales de la salud para que adquieran hábitos de seguridad y se conciencien de la importancia de denunciar este tipo de hechos. Los agentes han elaborado unas pautas preventivas que ayudan a estos profesionales a minimizar riesgos en su entorno laboral y a reconducir situaciones violentas salvaguardando su integridad física.

Para denunciar agresiones, amenazas o insultos, los profesionales de la salud tienen a su disposición la dirección de correo electrónico ucsp.ipnsadjunto@policia.es para formular sus consultas sobre agresiones y otros problemas de seguridad dentro del entorno sanitario.

El interlocutor policial sanitario en Salamanca

El subinspector  Lisardo es el responsable de la Unidad Territorial de Seguridad Privada de la Comisaría de Salamanca y, por tanto, el interlocutor policial territorial sanitario en Salamanca y Béjar. Su unidad presta servicio en toda la provincia, y se dedica al control e inspección de los establecimientos de todas las localidades salmantinas que cuenten con un servicio o sistema de seguridad.

Es decir, en primer lugar, controlan entidades financieras, joyerías, tiendas de compraventa de oro, locales de empeño, administraciones de lotería o gasolineras, entre otros muchos negocios. En segundo lugar, se encargan de la inspección y control de empresas dedicadas a la seguridad privada y detectives, así como de los centros de formación para personal de seguridad privada. 

Por último, como añadido, realizan el control e inspección de los los salones de juego y casas de apuestas. Además funciona como oficina administrativa, al ser donde se tramita toda la documentación relativa a vigilantes de seguridad, escoltas y detectives privados.

“La misión del interlocutor policial sanitario es la de establecer un cauce directo de comunicación con los trabajadores de la salud de Salamanca, tanto a nivel institucional con las administraciones y los colegios profesionales, como a nivel personal”, indica el subinspector Lisardo. “Nos encargamos de realizar un seguimiento de todos los incidentes que tienen lugar, y que en su mayoría son insultos o amenazas, que después no llegan en muchos casos a convertirse en una denuncia”, indica a SALAMANCA24HORAS. Lisardo cuenta que su labor consiste en prestar asesoramiento a los profesionales que comunican este tipo de incidentes para explicarle los pasos a seguir.

Estos hechos, en muchas ocasiones les llegan directamente a la Policía Nacional a través del “botón del pánico” que se encuentra instalado en muchas consultas en Atención Primaria o en el Complejo Asistencial de Salamanca. Esos botones están conectados directamente con la Sala del 091; pero también a través de la aplicación para teléfonos móviles Alertcops, que desde este 2020 cuenta con una nueva funcionalidad específica para personal sanitario. “Alertcops permite enviar una alerta rápida y automática geoposicionada, de tal forma que llega al centro policial más cercano al aviso, junto a una grabación de audio de diez segundos que nos permite saber lo que está ocurriendo en tiempo real en esa consulta”, asegura el interlocutor policial.

Pese a que Salamanca se encuentra por debajo de la media en este tipo de acciones violentas contra sanitarios, los incidentes se producen a diario. Por suerte, son muy pocas las agresiones físicas.

La segunda misión del interlocutor sanitario es la de la prevención. En Salamanca y pese a que la pandemia de COVID ha obligado a cancelar muchas actividades de este tipo, los agentes llevan a cabo jornadas y actividades formativas para que los sanitarios conozcan que tienen una herramienta muy útil a su disposición. “Es una labor profesional muy gratificante y los profesionales se muestran muy agradecidos cuando les llamas y te interesas por su caso”, finaliza Lisardo.

La Policía Nacional se prepara para el futuro también en este ámbito

Para los próximos años, la Policía Nacional adoptará una serie de nuevas medidas en esta materia.

Entre ellas, destacan la puesta en funcionamiento de actividades formativas en el ámbito universitario, con la adquisición temprana de herramientas destinadas a la prevención de agresiones para futuros profesionales de la salud; así como la puesta en marcha de un curso a nivel nacional para todos los sanitarios en colaboración con la Organización Médica Colegial.

Entre 36 y 55 años, perfil habitual tanto del agresor como de la víctima

En el año 2020, y siguiendo con la tendencia a la baja de estos tres años, se ha apreciado una disminución de las denuncias presentadas en el ámbito de las agresiones a profesionales de la salud.

Esta disminución se debe, principalmente, a la labor que realiza la Policía Nacional y, seguidamente, a la modificación del modelo asistencial como consecuencia de la actual situación sanitaria. Esto se desprende del hecho de que las consultas se están realizando mayoritariamente de forma telefónica.

De los datos analizados, se ha corroborado que los martes y los jueves son los días de la semana con mayor incidencia, en una franja horaria comprendida entre las 10 y las 13 horas. El perfil del agresor detenido suele coincidir con el de un varón de entre 36 y 55 años y de nacionalidad española, mientras que la víctima es una mujer en el 51% de las ocasiones, de edad similar y también de nacionalidad española.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído