¿Desechas correctamente las mascarillas? ¿cuál es la mejor forma de guardarlas entre usos?: Aquí todas las indicaciones

EP

1 Comentarios

Mascarilla. Foto: EP
Mascarilla. Foto: EP

Parece que la cuenta atrás ha empezado y ya no es necesario el uso de las mascarillas a tiempo completo. Es un buen momento, por tanto, de revisar en primer lugar si guardamos bien nuestras mascarillas entre un uso y otro, y de saber si a ciencia cierta las desechamos correctamente. Para ello nos echa una mano en una entrevista con Infosalus Irene Suárez, miembro de la dirección de los Servicios Técnicos del Consejo General de Farmacéuticos quien destaca, en primera instancia que, como regla general, las mascarillas se deben desechar en el contenedor de fracción resto (color gris) y no se deben tirar en el contenedor de envases.

En el caso de pacientes infectados, además, precisa que las mascarillas se deben depositar dentro de una bolsa de plástico cerrada, y después en el contenedor de basura orgánica; "con el objetivo de evitar la diseminación y que lo operarios del servicio de recogida de basura, o cualquier otra persona entre en contacto con las mascarillas desechadas". ¿Se pueden tirar las mascarillas a las papeleras de la calle? Aquí la representante del Consejo General de Farmacéuticos indica que esto dependerá de las medidas locales, pero como medida general, siempre es recomendable depositarla en el contendor gris de nuestro domicilio.

Sí a cortar las gomas de las mascarillas antes de tirarlas

"Si no eliminamos las mascarillas de forma correcta pueden aparecen en entornos naturales y poner en riesgo la vida de animales salvajes. Por tanto, además de la recomendación anterior de depositar en el contenedor gris puede ser útil cortar las gomas de las mascarillas para que, en el caso de entrar en contacto con algún animal, estos no se queden retenidos o con parte de su cuerpo atrapado entre las mismas", defiende Irene Suárez. En este punto, a su juicio es importante que cada individuo asuma con responsabilidad la gestión y eliminación de las mascarillas, tanto para evitar la transmisión del virus, haciendo un uso adecuado de la mascarilla, como para realizar una correcta eliminación.

"Con independencia del tipo de mascarilla, para asegurar su efectividad es clave realizar un uso apropiado y si se reutiliza una mascarilla en aquellos casos en que esté admitido, debe hacerse siempre siguiendo las instrucciones del fabricante. Como norma general, las mascarillas deben cambiarse cuando estén sucias o mojadas. En este sentido, las farmacias comunitarias suponen un punto de información rigurosa y accesible para toda la población", aclara.

Es más, avanza que no desechar las mascarillas de forma correcta puede favorecer la propagación del coronavirus SARS-CoV-2, así como propiciar un aumento de los residuos en zonas públicas como, por ejemplo, playas o parques. "Nunca debemos tirar las mascarillas al suelo, en el punto SIGRE de la farmacia, o en el inodoro. En caso de duda, sobre el modo correcto de usar o desechar las mascarillas, en la farmacia le podrán proporcionar información al respecto", incide la experta.

Guardar las mascarillas entre un uso y otro  

En este contexto, la farmacéutica apunta que no es recomendable guardar la mascarilla directamente en el bolso o bolsillos entre un uso y otro, ya que se puede contaminar. "Una opción puede ser transportarla en una bolsa de tela o en un sobre de papel", aconseja.

También Suárez recuerda que el uso de mascarillas es una medida más de prevención de la transmisión del virus, que no sustituye al resto de recomendaciones: "Es necesario mantener una higiene de manos frecuente con agua y jabón o soluciones hidroalcohólicas, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado al toser o estornudar, usar pañuelos desechables (y tirarlos tras su uso), así como evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca".

Nueva normativa sobre mascarillas 

En última instancia, la miembro de la dirección de los Servicios Técnicos del Consejo General de Farmacéuticos recuerda que, desde la publicación del decreto ley de pasado 24 de junio, desde el 26 de junio las personas de seis años en adelante quedan obligadas al uso de mascarillas en los siguientes supuestos: ·Espacios cerrados: en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público.

·Espacios al aire libre: en cualquier espacio al aire libre en el que por la aglomeración de personas, no resulte posible mantener una distancia mínima de 1,5 metros entre las mismas, salvo grupos de convivientes.

·Medios de transporte: en los medios de transporte aéreo, marítimo, en autobús, o por ferrocarril, incluyendo los andenes y estaciones de viajeros, o en teleférico, así como en los transportes públicos y privados complementarios de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, si los ocupantes de los vehículos de turismo no conviven en el mismo domicilio. En el caso de los pasajeros de buques y embarcaciones, no será necesario el uso de mascarillas cuando se encuentren dentro de su camarote, ni en espacios exteriores de la nave cuando se pueda mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros.

·Eventos multitudinarios al aire libre: cuando los asistentes estén de pie o si están sentados cuando no se pueda mantener 1,5 metros de distancia entre personas, salvo grupos de convivientes. Por tanto, subraya que es necesario llevar siempre una mascarilla con nosotros (y recomendable también una de repuesto), y para que cumpla con su función y mantenga su eficacia debemos usarlas siguiendo las recomendaciones del fabricante y de las autoridades sanitarias respecto a su modo de empleo y conservación. "Aunque el porcentaje de población vacunada sea cada más elevado, no debemos relajar las medidas de prevención y debemos seguir siempre las recomendaciones de las autoridades sanitarias", sentencia Irene Suárez, miembro de la dirección de los Servicios Técnicos del Consejo General de Farmacéuticos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído