Diez claves para tener el control del ciclo menstrual

Evitar posibles alteraciones perjudiciales para la salud y llevar el control del ciclo menstrual nunca había sido tan fácil

2 Comentarios

Ciclo menstrual. Melio
Ciclo menstrual. Melio

Aprender a llevar el control del ciclo menstrual es fundamental para la salud de una mujer. Algunas de las razones más importantes son saber en qué momento vas a menstruar, qué días se es más fértil para así lograr o evitar un embarazo, predecir los cambios físicos y emocionales más habituales, etc. Además, permite saber si el ciclo es normal o irregular y, por tanto, detectar posibles alteraciones menstruales que pueden requerir un tratamiento.

El equipo científico de Melio.es, la plataforma online de análisis, desarrolla 10 claves para conseguir tener el control del ciclo menstrual. 

1. Diseña un calendario menstrual. Agendar el comienzo y duración de la menstruación es el primer paso fundamental para controlar la menstruación.

2. Analiza los síntomas físicos. La sensibilidad e hinchazón del pecho, dolor ovárico, calambres, retención de líquidos y brotes de acné son síntomas habituales de la menstruación. Durante la ovulación la mujer también experimenta ciertos síntomas como sensibilidad e hinchazón en el pecho y dolor ovárico.  Si comienzas a sentir algún otro dolor de manera regular durante el periodo, deberás acudir al médico.

3. Cambios de humor. La irritabilidad, ansiedad, depresión y cambios bruscos de humor son sentimientos habituales que se experimentan durante la menstruación. Sin embargo, son episodios puntuales que, si se alargan en el tiempo, sería necesario consultar al especialista.

4. Regularidad del ciclo. Si tu ciclo es regular, es decir, si tiene una duración similar todos los meses, entonces podrás calcular qué día se produce tu ovulación, cuáles son tus días fértiles, prever las fechas de las siguientes menstruaciones, etc. Si, por el contrario, notas que tu ciclo es muy irregular con menstruaciones poco predecibles, entonces es recomendable visitar un ginecólogo.

5. Variabilidad en el ciclo de cada mujer. Si tienes un ciclo diferente al de tus familiares o amigas no tienes por qué alarmarte. Lo que es normal para unas, no lo es para otras, por lo que debes buscar la estabilidad dentro de tu propio ciclo.

6. Temperatura corporal. Tanto si estás intentando quedarte embarazada como si quieres prevenirlo, la temperatura basal permite saber qué día se ha producido la ovulación. La temperatura corporal basal es la temperatura del cuerpo en reposo, que es más baja durante la fase folicular y aumenta unos 0’3 ºC el día de la ovulación.

7. Flujo o moco cervical. Un aumento en la consistencia y viscosidad del flujo cervical (después de 2 o 3 días con un flujo transparente y elástico), es indicativo de la finalización de la etapa fértil.

8.Aplicaciones móviles. Existen un gran número de aplicaciones para móviles que permiten registrar toda la información de los signos y síntomas mencionados anteriormente. La combinación de todos estos datos nos ofrece la posibilidad de conocer en qué fase del ciclo menstrual te encuentras, cuando se prevé la siguiente menstruación y cuáles son tus días más fértiles.

9.Análisis urinarios. Se comercializan de manera habitual y sirven para medir ciertas hormonas (hormona luteinizante, estradiol o glucurónido de pregnanediol) y conocer así la etapa fértil o su finalización.

10. Estudios hormonales. Un análisis de sangre puede ayudarte a conocer las causas subyacentes de alteraciones menstruales y casos de acné o hirsutismo. Además, dependiendo del análisis, también pueden estudiar problemas de fertilidad o la reserva ovárica.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído