La distribución de la pirámide poblacional y la distribución de vacunas, las causas del retraso en vacunar a los menores de 50 años en Castilla y León

La consejera ha explicado que se están guardando algunas dosis para garantizar el segundo pinchazo a los que reciben el primero, y ha reconocido estar satisfecha con el ritmo actual de vacunación en la Comunidad

Verónica Casado | Foto: ICAL
Verónica Casado | Foto: ICAL

Pese a que muchas comunidades autónomas ya están vacunando a la franja poblacional que tiene entre 40 y 49 años e, incluso, se están planteando acelerar el ritmo de vacunación para vacunar a personas más jóvenes, en Castilla y León se continúa administrando a las dosis a las personas de en torno a los 50 años. De hecho, este viernes es la fecha marcada para vacunar a la gente de dicha edad en la ciudad de Salamanca y sus alrededores.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha dado las dos principales causas de este pequeño ‘retraso’ que se está dando, aunque ha reconocido estar satisfecha con el ritmo actual de vacunación en Castilla y León, señalando que la Comunidad tiene los mejores datos de vacunación de toda España “o, al menos, está entre los dos mejores”.

Así, uno de los problemas a los que se enfrentan los sanitarios castellano y leoneses para inmunizar a la población es la falta de vacunas, que termina repercutiendo en la organización “porque cuando tienes más vacunas, coges más ritmo”. De hecho, si el porcentaje de vacunación está descendiendo en los últimos días se debe a que “estamos haciendo reservas para garantizar las segundas dosis” de quienes han recibido el primer pinchazo.

De hecho, y pese a haber pedido más vacunas al Gobierno de España en anteriores ocasiones, Casado señaló que el problema de la disminución de vacunas no es del Ministerio de Sanidad, sino de los laboratorios que han hecho un envío menor esta semana. “Es un tema complejo, y planificar es más complicado si tienes un número diferente de dosis”, ha añadido.

La otra causa es la pirámide poblacional de Castilla y León, más abundante en franjas de edad mayores. De hecho, el cambio de criterio de reparto de vacunas, que se hace en función del porcentaje poblacional de las comunidades autónomas, ha provocado que la Comunidad reciba menos dosis en comparación a hace unas semanas, ya que la población mayor de 60 años aquí es superior a la de otros territorios del país.

Así, en Castilla y León se continúa vacunando a las personas mayores de 50 años con la primera dosis e inyectando las segundas dosis a mayores de 60 años, motivo que puede explicar la lentitud en comparación a otras comunidades autónomas, si bien el ritmo continúa siendo óptimo, aseguró la consejera.

Por último, Casado reiteró que seguirán reclamando el máximo de vacunas posibles para la Comunidad ya que “se ha demostrado que es la que funciona”, recalcando que la disminución drástica de la tasa de mortalidad entre las personas vulnerables así como la rebaja de la gravedad de la enfermedad se debe a las vacunas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído