Entre 200 y 4.000 euros de multa por colocar mal el equipaje en el interior del coche

A la hora de ponernos al volante es importante tener en cuenta el Reglamento General de Circulación, para evitar ponerse y poner en riesgo al resto de conductores y también para quebrar una sanción económica

Es hora de la operación salida, y como cada fin de semana conviene recordar la precaución al volante. Cuando nos dispongamos a conducir un coche es necesario poner los cinco sentidos en la carretera, y mantenernos un poco ajenos al resto de problemas que podamos tener. El motivo principal es porque una vez en carretera no solamente podemos poner en riesgo nuestra propia vida, también la de aquellos que nos rodean.

La DGT alerta, con bastante periodicidad, de aquellas cosas que no debemos hacer al volante. Entre ellas no están solamente el respetar los límites de velocidad establecidos, la precaución con los adelantamientos improcedentes, las frenadas bruscas o las distancias.

Hay otro factor muy importante por el que te pueden poner una buena sanción económica, y a la que a menudo no prestamos demasiada importancia.

Se trata del equipaje. El equipaje es una de las cosas, que probablemente, levante mayores dolores de cabeza. Irse de vacaciones es muy apetecible, sin embargo, hacer las maletas no lo es tanto.

Debemos ser conscientes de que los quebraderos de cabeza en cuanto al equipaje se refieren, no surgen solo en el momento de introducir la ropa y demás utensilios que necesitemos en el interior del bulto. El problema también viene a la hora de colocarlo en el interior del coche. Algo muy importante, porque hacerlo mal nos puede suponer una multa de hasta 4.000 euros.

La DGT recuerda que no se puede superar la masa máxima autorizada en el coche. También advierte de que todos los objetos independientemente de su tamaño tienen que ir en el maletero. El principal motivo por el que no debemos colocar las maletas en los asientos es porque según dicta el artículo 14 del Reglamento General de Circulación los sujetos deben “comprometer la estabilidad del vehículo”.

De la misma manera, se debe evitar que los objetos “se desplacen de manera peligrosa”. Por su parte el artículo 18 hace hincapié en que el conductor “deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”.

No respetar cualquiera de esos requisitos que recoge el Reglamento General de Circulación, y en concreto, los apartados que se refieren a la colación del equipaje supondrán una multa de 200 euros, en el caso de no ser muy grave. Por el contrario, si se supera la MMA que impida la visión al conductor o limite sus movimientos, la multa rondará desde los 300 a los 4.000 euros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído