​Los estanqueros apuestan por renovarse ante los problemas del sector

Consideran que se fuma mucho tabaco ilegal, que han descendido las ventas para eventos y que los estancos son inviables en el medio rural.

 2.TABACOESTANCO
2.TABACOESTANCO

“Las ventas de tabaco no han subido tanto como aparece en los datos, lo que ocurre es que en esas cifras puede contemplarse la consumición de tabaco ilegal”, afirma el presidente de la Asociación Provincial de Expendedores de Salamanca, Generoso Rodríguez. Para él, esa distribución de tabaco de picadura vía cibernética supone un gran problema para el sector: “Vender por Internet está prohibido, pero es detectable que esta práctica ha ascendido porque cada vez acude más gente a los estancos para llevarse accesorios con los que fumar ese tipo de tabaco que no compra en ellos”.

Un segundo hándicap que influye en las cuentas de los estancos es el descenso en las ventas de tabaco para eventos como bodas, bautizos o comuniones. “Podemos considerar que esa forma de vender ha desaparecido. Es algo residual. El año pasado, por ejemplo, únicamente vendí una caja de 25 puros para una comunión. No estamos en contra de la ley que impide fumar en lugares públicos, pero ha sido determinante para nuestro trabajo”, señala Rodríguez.

Además, escasea la apertura de nuevos locales. “En la capital se compra alguno que existe, pero en los pueblos pequeños están cerrando, sobre todo por la jubilación de sus propietarios”, cuenta el representante de los estanqueros salmantinos, que considera que hay lugares en los que se necesitan estos establecimientos por densidad de población, como Madrid, pero otros, como las zonas rurales, en los que su viabilidad es complicada. “Los estancos están considerados como un servicio público y por eso sobreviven en las pequeñas poblaciones, ya que, por ejemplo, suministran a los bares de los pueblos, que, a su vez, expenden tabaco, aunque sea mínimamente, para evitar que los fumadores vayan a la competencia”, relata Generoso Rodríguez.

Ante estas circunstancias, el presidente de la Asociación Provincial de Expendedores de Salamanca cree que los cerca de 165 estancos que albergan la capital y la provincia charra están abocados a modernizarse: “Estamos innovando y ya despachamos artículos relacionados con el mundo electrónico, como tarjetas de recargo. Algunos venden bebidas, pero no es lo mismo hacerlo en un local situado en la Gran Vía de Salamanca que en uno alejado del centro. En Ávila hay uno que comercializa distintos tipos de cervezas. Pedimos más diversificación, pero un estanco es un estanco, no un bazar”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído