Para las familias de acogida, los niños saharauis son “un hijo más” y viven su llegada “con nervios y alegría”

Este año Salamanca ha incrementado en uno el número de participantes en el programa ‘Vacaciones en Paz’ hasta los 24 niños. La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui se muestra muy agradecida con la respuesta por parte de los salmantinos ya que a nivel regional la participación en el programa ha sido menor

0 Comentarios

 Vacaciones en paz (33)
Vacaciones en paz (33)

“Son uno más en la familia, otro hijo más”, ha asegurado Noemí, una de los 24 salmantinos que este año participan en el programa ‘Vacaciones en Paz’, que permite a niños saharauis de entre 9 y 13 años pasar los meses de verano en Salamanca.

Este viernes han llegado los primeros 15 niños y el miércoles llegarán los nueve restantes. La llegada de los pequeños es un momento que se vive “con nervios y alegría”, como ha comentado Noemí, y ambas emociones eran notables momentos antes de que apareciera el autobús con los recién llegados. Lágrimas, risas y abrazos por parte de los padres, los niños saharauis y sus hermanos salmantinos. La mayoría de los niños que participan en el programa este año repite la experiencia, tan sólo seis han venido por primera vez.

Por el contrario, de las 24 familias sólo nueve repiten. Es el caso de Noemí, que acoge por segunda vez a una niña de 10 años, prima de otra niña a la que había acogido varios años previamente. Se animó a participar tras escuchar la experiencia de una compañera que participaba en este programa. “Cuando se van se queda la casa vacía”, lamenta y asegura que “es la parte negativa de esta experiencia”.

Berta, por su parte, lleva doce años participando en el programa. Acoge por segundo año a Tajara, a la que estaba deseando volver a ver, de hecho, anoche apenas pudo dormir pensando en que llegara bien. “Decidimos que si podíamos hacer algo había que hacerlo”, ha señalado como motivo de su participación en el programa. Su involucración es tal que asegura mantener el contacto con las familias saharauis y ha visitado el campamento en tres ocasiones.

En el lado de las familias primerizas se encuentra la concejala socialista Almudena Timón, que participa por primera vez. Cree que es una buena experiencia: “desde fuera se puede pensar que la experiencia es para los niños que vienen, pero yo creo que no, tengo dos hijos y creo que van a aprender hasta más ellos”.

Para los niños que vienen por primera vez, según Berta, es un cambio muy grande, porque ni siquiera conocen el idioma. Pero asegura que aprenden rápido, “son unas esponjas”. Y es cierto, es el caso de Gindle, una niña saharaui de 11 años que viene a Salamanca por tercera vez. Aquí aprendió a hablar castellano y asegura que le gusta venir y que su familia de acogida la cuida mucho.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, Ángeles Giménez, se ha mostrado muy agradecida por la solidaridad de las familias salmantinas. Este año se ha ampliado en el número de participantes en el programa ‘Vacaciones en Paz’ hasta las 24 familias, de las que quince participan por primera vez, a nivel regional la participación en el programa ha descendido un poco.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído