Fin de las mascarillas en el exterior, pero con mucha letra pequeña

El anuncio de Pedro Sánchez del fin de las mascarillas fue celebrado por unos y visto con mucha preocupación por otros, pero la realidad es que se vuelve casi a la misma situación que había antes del 29 de marzo 2021

Monumento en Castellanos de Moriscos
Monumento en Castellanos de Moriscos

Las 00:00 horas han marcado el inicio del último sábado de junio de 2021. Una fecha que otros años podría ser intrascendente, pero que ahora mismo cobra una vital importancia. Es el fin de las mascarillas en el exterior que anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado viernes 18 de junio ante la sorpresa de todas las comunidades autónomas, puesto que en el Consejo Interterritorial de Salud Pública ni se llegó a valorar esa posibilidad.

Un fin de las mascarillas en el exterior que fue celebrado por muchos y visto con mucha precaución por otros por miedo al desmadre. Sin embargo, la publicación en el BOE de la nueva norma de las mascarillas finalmente ha fijado un punto intermedio: mascarilla en exteriores sí, pero con condicionantes.

Así, la situación respecto al uso de la mascarilla vuelve a ser muy parecida a los meses anteriores al 29 de marzo de 2021. Sin embargo, en Castilla y León su uso era un poco más restrictivo por aquel entonces que lo que ha establecido a partir de este sábado el Gobierno de España.

De esta forma, desde este 26 de junio la mascarilla dejará de ser obligatoria en exteriores, siempre y cuando se pueda garantizar una distancia mínima de seguridad con el resto de las personas de un metro y medio. Esto es algo diferente a la norma que estableció la Junta de Castilla y León el 18 de julio de 2020, puesto que la mascarilla era siempre obligatoria, salvo en espacios naturales al aire libre y siempre y cuando no nos encontráramos con personas que no fueran de nuestro grupo de convivencia.

¿Qué significa esto para el día a día? Pues que, y poniendo un ejemplo, si ahora usted camina solo a su vivienda por la noche puede ir por la calle sin la mascarilla obligatoria; sin embargo, antes podría ser multado por la Policía Local, puesto que en los núcleos urbanos la mascarilla al aire libre no se podía quitar en ningún momento.

De esta forma, el uso de la mascarilla en exteriores en Castilla y León será algo más permisivo al tener que acatarse esta norma en todo el territorio español y sin que las comunidades autónomas puedan legislar o establecer normas propias más restrictivas.

Por tanto, desde este sábado la mascarilla no será obligatoria en espacios al aire libre siempre y cuando se respete una distancia de seguridad mínima de 1,5 metros. También dejará de ser obligatoria en eventos en exteriores con el público sentado respetando la misma distancia, así como en reuniones entre convivientes en espacios privados.  

Del mismo modo, en las residencias de mayores que cuenten con una vacunación con pauta completa de al menos 80% de sus residentes, estos tampoco tendrán la obligación de portarla tanto en exteriores como en interior. Sí la tendrán que llevar las visitas y los trabajadores.

Por último, la mascarilla seguirá siendo obligatoria en los espacios cerrados que sean de uso público o abierto al público. Es decir, seguirá siendo obligatoria en supermercados, y en la hostelería cuando no se esté consumiendo y no se guarde la distancia de seguridad. Así mismo, seguirá siendo obligatoria en el transporte público, y en eventos multitudinarios al aire libre de pie.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído