Un fin de semana sin datos COVID en Salamanca hacen prever un inicio de semana con alarmantes cifras

La provincia, al igual que el resto de la Comunidad, está alcanzando un repunte que puede ser el inicio de una quinta ola. Los contactos sociales, los causantes de este incremento

 Turistas en Salamanca
Turistas en Salamanca

Muchos salmantinos se han extrañado que, durante este sábado y domingo, no se haya informado de la evolución de la situación epidemiológica en la provincia de Salamanca así como en Castilla y León.

Y no es porque los medios de comunicación no queramos hacerlo, sino simplemente se debe a que, con motivo de la llegada del verano, la Junta de Castilla y León ha decidido no ofrecer datos COVID los fines de semana. Una medida que ha comenzado este pasado 3 de julio y que se prolongará, quien sabe, si hasta septiembre, para siempre, o si los repuntes llevan al Ejecutivo autonómico a cambiar de decisión.

Porque lo cierto es que esta medida parecía lógica en un contexto de cada vez menos positivos. Según avanzaban los días, cada vez eran menos los casos que se notificaban, tanto en Salamanca como en toda Castilla y León. Si bien se daban fluctuaciones que provocaban ligeros repuntes algunos días, lo normal es que los casos rondasen en torno al centenar diario en Castilla y León durante el fin de semana, no llegando a la decena en la provincia de Salamanca.

Sin embargo, en los últimos tres días han saltado las alarmas, puesto que las cifras de Salamanca y de la Comunidad han alcanzado niveles similares a los de la tercera ola, aquella en la que más casos se notificaban diariamente -aunque no cuando más hubo, dudosa honra que le corresponde a la primera ola, si bien por aquel entonces la falta de pruebas diagnósticas impedían ofrecer un reflejo fiel a la realidad-.

De hecho, puede que nos encontremos ante una quinta ola. Los últimos tres días con datos -de miércoles a viernes-, en Salamanca se registraron 76, 92 y 93 casos. Esto hace indicar que este lunes puede haber una cifra de contagios alarmante que, además, puede prolongarse hasta el martes por el llamado efecto fin de semana.

Sin ir más lejos, el índice reproductivo del coronavirus ha alcanzado su máximo este pasado viernes en Salamanca, con un número de 2,88 -cada persona contagia a casi tres de media-. La provincia ha alcanzado valores de riesgo medio y alto… salvo en ocupación hospitalaria y en la incidencia entre los mayores de 65 años, donde se registran valores de nueva normalidad.

Precisamente, estos dos datos son los que demuestran la efectividad de las vacunas. Falta por ver si las hospitalizaciones entre los más jóvenes ascienden en los próximos días, puesto que suele pasar una semana entre el repunte de contagios y el de hospitalizaciones, pero lo cierto es que, al darse entre jóvenes especialmente, es probable que, aunque haya más ingresos, no se incrementen tanto como en pasadas olas.

Así, desde el Ejecutivo autonómico se advertía de la preocupación no por la tensión del sistema hospitalario, sino de una Atención Primaria que puede verse sobrepasada en plena época de vacaciones de personal médico y justo cuando se estaba recuperando la atención presencial en consultorios y centros de salud.

De hecho, la propia Junta señalaba el fin del curso académico y el incremento de los contactos sociales como causas del aumento de los casos. Falta por ver si el repunte termina desembocando en un aumento de las restricciones a lo largo de esta semana, algo para nada descartable.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído