Durante décadas fue una de las figuras más importantes del asociacionismo salmantino al frente de la agrupación de vecinos del Barrio San José. En 2008 dio el salto a la política al concurrir en las listas del PSOE al Senado y fue una de las sorpresas de los comicios al ser elegida senadora pese a no encabezar una lista en la que estaba al frente Emilio Melero. Ahora repite puesto en busca de la reelección.

- ¿Qué balance realiza de esta legislatura?

- El balance ha sido un poco triste por la situación que tenemos, han sido cuatro años muy duros no solo para el PSOE, sino para todos los españoles.
 
- ¿Se ha hecho lo que se podía o lo que se debía?
- Se ha hecho lo que se debía, por nosotros nos hubiera gustado hacer más. En cuanto a mi, he tenido mis limitaciones ya que cuando llegué no sabía nada de nada. Por ello, me considero satisfecha,  he hecho lo que he podido.
 
- ¿Y qué balance realiza de su paso por el Senado?
- Lo mejor que me ha pasado en mi vida, yo viniendo del movimiento vecinal, he aprendido muchísimo. He llevado a cabo las cuatro comisiones y lo he hecho con mucha ilusión y aprendiendo todo lo que he podido.
 
- ¿Cuál ha sido la aportación del Gobierno a Salamanca esta legislatura?
- En primer lugar, la ley de dependencia, es lo mejor que hemos podido hacer, se han beneficiado bastantes familias. Por otra parte, el tema de las autovías. En mi opinión, estaban metidas en un cajón y si no llega a ser por el PSOE no se hubieron llevado a cabo.
 
- ¿Y cuál será para la próxima legislatura?
- En la situación en la que estamos, mirar por aquellos que están mal, aunque realmente todavía no se sabe el dinero que se va a poder destinar aquí en Salamanca. Tampoco podría atreverme a decir lo que se va a hacer ya que quizás el futuro Gobierno tenga otras prioridades que no sean Salamanca.
 
- ¿Debe suprimirse o reformarse el Senado?
- En mi opinión, es algo que está en la carta magna y serán los partidos los que decidan si tendrá que suprimirse o modificarlo. Sobre todo, debe ser una decisión conjunta, entre todos los partidos, debemos llegar a un consenso para ver si hay que eliminarlo por completo o por el contrario, reformarlo.
 
- ¿Y la actual ley electoral?
- Yo entiendo a los indignados, aunque no he estado con ellos, comparto muchas cosas de las que solicitan. Aún así, aunque cada partido debe elegir a la persona que les representará creo que habría que dar la opción al ciudadano para que vote a la persona no al partido.
 
- ¿Por qué no debe gobernar el Partido Popular en España?
- Si gana el Partido Popular iríamos hacia atrás en todos los aspectos. Por ejemplo, respecto a la mujer no avanzariamos en todo lo que hemos avanzado. También habría retrocesos en el tema de la sanidad, con el famoso copago. Por otro lado, respecto a la educación comentar que a la gente pudiente les ha fastidiado que los hijos de un obrero estuvieran al lado suyo, e incluso sacando mejores notas.
 
- ¿Qué puede aportar el Partido Socialista frente a las demás formaciones políticas?
- Yo creo que el psoe va a seguir mirando por el más desfavorecido,algo muy necesario dada la situación en la que nos encontramos. Esto es algo que la derecha no haría nunca, ellos tendrán otras prioridades, pero no se si mirar por las personas desfavorecidas estará entre ellas.
 
- ¿Qué le diría a quienes aseguran que Rubalcaba es continuidad de Zapatero?
- A Zapatero le ha tocado un mal momento, lo ha pasado muy mal, este está siendo uno de los peores momentos de la democracia y le ha tocado a él. En cambio, creo que con Rubalcaba la cosa mejorará, nos ha inyectado mucha moral y, en mi opinión, ha sido lo mejor que nos ha podido pasar al Partido Socialista.
 
- Las encuestas no son muy favorables para el PSOE, pero, ¿confía en que se puede dar la vuelta durante la campaña?
- Las encuestas son las encuestas, yo voy por la calle y a mi nunca me han hecho una encuesta. Por ello, creo que hay que ser pacientes y esperar, los ciudadanos serán los que tengan la última palabra.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído