El gasto en prestaciones de paternidad se dispara pese al descenso en número tras la ampliación del permiso

El gasto en prestaciones por paternidad experimentó un incremento anual de casi el 19% tras la entrada en vigor el pasado mes de julio de la ampliación del permiso de cuatro a cinco semanas pese a que descendieron un 2,6% las concedidas

 Ligero aumento de los permisos por paternidad y claro descenso de los de maternidad hasta junio
Ligero aumento de los permisos por paternidad y claro descenso de los de maternidad hasta junio

La Seguridad Social ha dedicado casi diez millones de euros al pago de las prestaciones por maternidad (7.755.444,8) y paternidad (2.215.308,37), durante todo el año 2018 en la provincia de Salamanca. El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha gestionado 1.429 prestaciones económicas por maternidad en 2018, un 3,7% más que el año anterior, mientras que las prestaciones por paternidad fueron 1.349, un 2,6% menos.

Pese a este descenso, en el último caso, el gasto se ha disparado después de que en el último semestre se ampliara el permiso de paternidad a las cinco semanas. Así, los 2,21 millones de euros destinados a ello suponen casi un 19% más que en el mismo espacio de tiempo de 2017. 

Algo similar ocurre también en el caso de las prestaciones por maternidad que, sin embargo sí crecieron tanto en número como en dinero. Así, se concedieron 1.429 ayudas, en lo que es un 3,7% más que en el año anterior. Creció tanto en el caso de la disfrutada por la madre, en 45 casos, como en el del padre, en 6. 

Esto llevó a un total de gasto de 7,75 millones de euros para la Seguridad Social, un 5,1% más que hasta diciembre de 2017. 

La cuantía de la prestación por maternidad es equivalente al cien por cien del salario y se abona directamente por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) durante las 16 semanas de permiso (ampliables en caso de parto múltiple en dos semanas más por cada hijo a partir del segundo).

Además, el padre puede disfrutar del tiempo cedido por la madre al mismo tiempo que ella o a continuación, excepto en las seis primeras semanas de descanso obligatorio para la madre, en caso de parto natural (en caso de fallecimiento de la madre, el derecho a estas seis semanas lo puede solicitar el padre). La Ley contempla también la posibilidad de disfrutar a tiempo parcial del permiso.

Cuando las trabajadoras estén cobrando la prestación por desempleo total y pasen a la situación de maternidad, percibirán la prestación correspondiente y, tras agotarla, reanudarán el cobro del desempleo por el tiempo que restara por percibir y en la cuantía que correspondiera en el momento de la suspensión.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído