El Hospital de Salamanca acoge el primer concierto de la Orquesta Alana

El hall principal de la nueva infraestructura sanitaria ha sido este miércoles el escenario del debut ante en el público de esta agrupación formada por miembros de la Asociación de Alumnos del Conservatorio Profesional de Salamanca y exalumnos del centro, que tocará un repertorio navideño con el objetivo de acompañar a aquellos que en estas fechas se encuentren en el complejo asistencial

7 Comentarios

Concierto Navidad II 22 12 2021
Concierto Navidad II 22 12 2021

La música acompaña, complementa, transmite… La música es terapéutica. Este miércoles, el hall principal del nuevo Hospital Universitario de Salamanca se llena música cuando, a las 12:30 horas, los acordes y las melodías de la Orquesta Alana (palabra de origen celta que significa “armonía”) lo inunden todo. Sonidos que trasmiten esperanza, fuerza y agradecimiento. Sonidos de Navidad.

El CAUSA acoge el debut en público de esta nueva agrupación salmantina que nace gracias a la Asociación de alumnos “Tahonas Viejas” del Conservatorio Profesional de Salamanca, quienes, a su vez, en el curso 2019 decidieron retomar la gran iniciativa nacida en 2010 que unió a alumnos en una agrupación musical con la ilusión y el talento suficiente para demostrar que una orquesta compuesta íntegramente por alumnos y para los mismos, llegaría lejos.

Después de varios años, desde la Asociación de Alumnos del Conservatorio se intentó retomar esta idea, una orquesta por y para los alumnos del conservatorio, con la novedad de que, esta vez, también se tendría en cuenta a los exalumnos del centro para intentar preservar esa sensación familiar con la que todo músico vive su etapa educativa. “Una agrupación que pretende llevar la música a su máximo esplendor con la fuerza de la amistad y del calor humano”, especifican.

Tras varios meses de gestión y reclutamiento de músicos consiguieron poner en marcha este proyecto, pero una semana después del primer ensayo comenzó el estado de alarma debido a la COVID-19. “La andadura del nuevo Hospital Universitario de Salamanca y la de nuestra orquesta es paralela. Fue éste el principal motivo por el que pensamos que sería una buena idea (si las circunstancias pandémicas nos lo permitían) debutar aquí. De esta manera podríamos devolver a los profesionales sanitarios una pequeña parte de todo el esfuerzo con el que trabajan siempre, que ha aumentado durante el 2020, y también dar un acompañamiento especial a las personas que en estas fechas navideñas tienen que permanecer en el hospital”, explican desde Alana.

Variedad musical con tintes navideños

El concierto tiene lugar en una zona habilitada dentro del hall principal, ventilado y diáfano, donde los cuarenta músicos participantes interpretarán obras de varios estilos. En primer lugar, ha sonado una versión del Danzón  de Arturo Márquez, una de las piezas más populares de la música clásica del último cuarto de siglo que fue compuesta gracias a un encargo de la Dirección de Actividades Musicales de la UNAM y está dedicado a la hija del autor llamada Lily. Una sofisticada y al mismo tiempo sabrosa estilización de todo aquello que define al danzón (baile de salón de origen cubano), permitiendo al oyente una clara identificación de la raíz popular cubana de esta pieza de concierto. Seguidamente interpretaron dos de las danzas que componen el Cascanueces, obra del gran Piotr Ilich Tchaikovsky.

La obra está basada en el libro de cuentos de Ernst Theodor Amadeus Hoffmann, titulado El Cascanueces y el Rey de los ratones (1816). La primera danza escuchada fue la Danza de los mirlitones y seguidamente la marcha que tanto caracteriza a esta obra. En tercer lugar, la Orquesta Alana ha interpretado una Fantasía Navideña que su propio director, Sergio M. García ha compuesto para ellos. Esta fantasía se ha creado con la intención de unir en una misma obra varios villancicos y en este concierto es la primera vez que la tocan para el público.

Por último, terminaron con la Marcha Radetzky, compuesta por Johan Strauss en honor al mariscal de campo austríaco Conde Joseph Wenzel Radetzky, que mediante una serie de victorias salvó el poderío militar de Austria en el norte de Italia durante la revolución de 1848 y 1849. Se trata de una pieza mundialmente conocida por ser interpretada por la Orquesta Filarmónica de Viena en el concierto de Año Nuevo. “Esperamos que con este repertorio nuestra música sirva de canal conductor para transmitir la fuerza que todo el sector sanitario y sus pacientes necesitan en estos duros tiempos y para animarlos en estas épocas navideñas diferentes que estamos viviendo”, completan los músicos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído