​Las huelgas toman a las calles tras el letargo veraniego

Durante los meses estivales sólo los médicos de Atención Primaria secundaron un paro que, eso sí, duró poco más de dos semanas. Funcionarios de prisiones, personal sanitario no asistencial, enfermeros y estudiantes, además de los funcionarios de correos, se manifestarán en los próximos meses

 Huelga feminista
Huelga feminista

El 2018 pasará a ser uno de los años donde la sociedad salmantina despertó tras los años de crisis y salió a la calle para reivindicar sus derechos. Algo que dio continuidad a lo que ya ocurrió a finales de 2017 con grandes manifestaciones estudiantiles o, principalmente, por el Día Internacional Contra la Violencia de Género.

Sin embargo, pese a las muchas movilizaciones y concentraciones que hubo el año pasado, fue este cuando los trabajadores y trabajadoras decidieron dar un paso más allá y llegar hasta el punto máximo de reclamación que reconocen sus derechos, que es la huelga.

Precisamente, el Día de la Mujer (8 de marzo) fue la primera gran huelga de este 2018 y, además, uno de los días que pasará a la historia. Miles de salmantinos y salmantinas ejercieron su derecho a no trabajar acudiendo a la huelga feminista que estaba convocada. Un día que tuvo como eje central la gran manifestación en la que decenas de miles de personas recorrieron las calles de Salamanca dando buena cuenta de que el pensamiento en la sociedad está cambiando.

Poco después, comenzaron las movilizaciones de trabajadores (con huelgas parciales) tanto de trabajadores y trabajadoras de correos como de los juzgados, así como la de Jusapol (que en Salamanca tuvo lugar un poco antes, a mediados de febrero).

Pero la siguiente gran huelga sería estudiantil, el 10 de mayo. Fue poco después de que se conociera la sentencia de ?La Manada?, cuando la justicia navarra condenaba a los integrantes de este grupo por abuso sexual y no por agresión, lo que levantó la repulsión e indignación de la sociedad.

Así, tras varias jornadas de movilizaciones, fue dicho día cuando el Sindicato de Estudiantes llamó a la huelga a todos los y las estudiantes de España. Salamanca no fue menos, y dio así inicio a un mayo movido, ya que menos de dos semanas después, el 22 de mayo eran los jueces y fiscales (estos con un 96% de seguimiento en Salamanca y los primeros con un 75%) los que ejercían su derecho pidiendo una mejora del sistema y de sus condiciones.

Un verano tranquilo que da paso a un otoño cargado de buenas intenciones

Eso sí, con la llegada de los meses de verano, la tensión se relajó, y tanto las manifestaciones como las huelgas bajaron el ritmo hasta casi el punto de ser inexistentes. Solamente la de los médicos de Atención Primaria en agosto (que duró, eso sí, más de dos semanas) se produjo en ese período, lo que hacía parecer que la gente aceptaba lo que le venía impuesto.

Sin embargo, eso parece no ser así, y octubre está siendo el mes en el que diversos colectivos y profesiones avisan de que durante los próximos meses ejercerán su derecho a huelga, siempre que no lo estén haciendo ya, como los funcionarios de prisiones, quienes reclaman mejores sueldos y más personal.

Han sido los primeros, a los que seguirá otra huelga estudiantil el próximo 14 de noviembre en contra del machismo. Los y las jóvenes precederán a una gran huelga del personal sanitario no asistencial (formado, principalmente, por veterinarios, enfermeros, médicos y farmacéuticos) que piden una equiparación de derechos. 

Otros que irán a huelga serán los enfermeros y enfermeras de varios servicios del Hospital de Salamanca el próximo 20 de noviembre, que reclaman que la dirección del centro cumpla sus obligaciones tanto en materia laboral como de descanso. Justo un día antes, eso sí, jueces y fiscales tienen convocada una nueva jornada de huelga ya que sus peticiones siguen sin cumplirse.

A parte de la que pueda haber el 25 de noviembre con motivo del Día Contra la Violencia de Género, cabe la posibilidad de tres huelgas más y que pueden afectar a la Navidad. Son los y las trabajadoras de Correos, que tienen prevista una el 30 de noviembre, otra el 21 y otra del 26 de diciembre.

Así, pese a que mucha de las reclamaciones que hacen todos estos colectivos tienen su origen en el Gobierno autonómico, queda claro que las huelgas no entienden de colores y que, pese al cambio de Gobierno central, la gente se sigue manifestando en pos de lo que entienden que les pertenece. Y así es como se han logrado los grandes cambios.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído