La incidencia en Salamanca escala hasta los 537 casos, duplicando la cifra a partir de la cual se considera riesgo muy alto

3 Comentarios

Salmantinos pasean por una calle de la capital
Salmantinos pasean por una calle de la capital

La tasa de incidencia acumulada por el COVID-19 en Castilla y León aumentó exponencialmente durante el fin de semana al registrar un aumento de 168,11 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días desde los 479,64 apuntados el viernes por la Consejería de Sanidad de la Junta hasta los 647,75 dados a conocer este lunes.

De la misma manera, la incidencia acumulada a siete días también experimentó un importante crecimiento al pasar de los 362,81 casos notificados hace tres días a los 441,06 que se registran este lunes, lo que supone un aumento de 78,25 casos por cada 100.000 habitantes en apenas tres días.

Por provincias, todas se encuentran en riesgo muy alto a 14 días salvo Ávila, que con 233,41 casos se mantiene en riesgo alto, aunque con casi un centenar de casos más que hace tres días. Burgos, por su parte, se mantiene como la provincia con una mayor tasa de incidencia a 14 días con 1.093,53 casos por cada 100.000 habitantes, seguida de Zamora (870,52), Palencia (737,89), León (673,91), Salamanca (537,90), Valladolid (528,57), Soria (483,78) y Segovia (349,89).

En relación a la incidencia acumulada a siete días, también es la provincia burgalesa la que registra una mayor tasa con 839,09 casos, en riesgo muy alto, el mismo en el que se encuentran Palencia (562), Zamora (522,31), Salamanca (379,05), Soria (375,77), Valladolid (359,36), León (352,95), Segovia (270,40) y Ávila (184,57).

UCI, en riesgo bajo pero aumentando

La ocupación de camas de las unidades de cuidados intensivos de la comunidad por COVID, por su parte, continúa en riesgo bajo, si bien aumenta ligeramente con respecto al porcentaje notificado el pasado viernes, pasando del 8,42 por ciento de entonces a los 9,28 puntos registrados este lunes.  

Los hospitales de Burgos, con un 20 por ciento de ocupación en UCI, son los únicos que se encuentran en riesgo alto, mientras que los de Palencia (15 por ciento), Soria (14,29 por ciento), Segovia (12,9 por ciento) y Ávila (11,11 por ciento) se ubican en la zona de riesgo medio. En bajo se sitúan León (7,61 por ciento), Valladolid (7,22 por ciento) y Zamora (5,26 por ciento), mientras que Salamanca sigue en nueva normalidad, aunque del 0 registrado el viernes ha pasado al 1,92 por ciento.

En cuanto a la situación en las plantas de los hospitales de Castilla y León en relación al COVID, también aumentó en los últimos tres días y, con un 2,59 por ciento notificado este lunes, pasa a estar en riesgo bajo frente a los ratios de nueva normalidad que presentaba el viernes.

En dicho rango se siguen encontrando los hospitales de Segovia (sin pacientes COVID), Salamanca (0,49 por ciento), Soria (0,75 por ciento) y Ávila (1,21 por ciento), mientras que en riesgo bajo se une Palencia (3,75 por ciento) a los de Valladolid (2,58 por ciento), León (2,92 por ciento), Zamora (3,9 por ciento) y Burgos (4,71 por ciento), que ya se encontraban en dicho nivel el viernes.

La positividad global de las pruebas diagnósticas se encuentra en riesgo extremo al reflejar un 18,4 por ciento y el porcentaje de casos con trazabilidad sigue disminuyendo hasta el 42,6 por ciento, mientras que el índice reproductivo básico se sitúa en 1,33, por debajo del 1,68 notificado el viernes. No obstante, solo León se encuentra por debajo de la unidad máxima recomendada por las autoridades sanitarias, al reflejar un 0,92. Todas las demás provincias están por encima: Ávila (2,08), Soria (1,73), Palencia y Segovia (1,60), Salamanca (1,52), Burgos (1,50), Valladolid (1,32) y Zamora (1,13).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído