Los inolvidables viajes de un experimentado trotamundos salmantino con el sueño australiano de fondo

A sus 29 años ha pasado por innumerables países. Entre ellos se encuentran varios del sudeste asiático que recorrió en moto, bici o en autostop. Después de conocer Australia, sabe que su futuro está allí aunque Holanda sea su actual casa

 WhatsApp Image 2018 07 07 at 18.37.43
WhatsApp Image 2018 07 07 at 18.37.43

Un auténtico aventurero es Johan, estudiante de Informática en la Universidad de Salamanca que en seguida se dio cuenta de que su lugar no era España, especialmente en el terreno laboral. Y es que al final él, descendiente de padres belga y venezolano, parecía estar avocado a ser un emigrante y conocedor de mundo, aunque quizás no hasta el punto al que ha llegado. 

Él, como cuenta, nació un 15 de marzo de 1989, y a sus 29 años ha vivido más experiencias que muchos en toda su vida, algo que le ha hecho crecer como persona pero, sobre todo, darse cuenta de la realidad española y extranjera. Y es que ya en la misma carrera decidió que un año de Erasmus en Alemania podría ser bueno y aquello le abrió los ojos. Conoció gente que se dedica a tener experiencias internacionales y aquello le llamó tanto la atención que no tardó en seguirlo. 

La gota que colmó el vaso fue su primer año laboral. La carrera, con sus amigos, lo que más echa en falta de España, le llevó finalmente a Madrid, donde encontró trabajo en una consultora "pero el trato y la forma de trabajar española era una basura". El hacer horas por hacerlas, con un salario mileurista por el "que tenía dar gracias" no era lo que él quería. "Me senté en mi primer día de trabajo, vi a un compañero de 60 años a mi izquierda y su pantalla y la mía eran iguales. Me negué a estar toda la vida así". 

Con este acicate fue cuando, una vez reunido el dinero suficiente, le llevó a recorrerse el sudeste asiático como parte de su plan de vida. Allí estuvo siete meses, el primero con un amigo en el que recorrieron Tailandia pero tras ello estuvo otros seis conociendo mundo y gente. "Estuve genial. Me recorrí Vietnam en moto. La vendí y me compré una bici y me recorrí Camboya. La vendí y me recorrí Laos en autostop. Luego volví a Tailandia, bajé a Malasia y a Singapur y regresé". 

Estos intentos siete meses le sirivieron, aún más, para conocer que su lugar no era España. De hecho, a la vuelta, y después de ver a su hermano, se fue a Finlandia a ver a un compañero de este viaje. Y ya de paso, acudió a Rusia y Dinamarca para recordar los viejos tiempos de Erasmus. 

En este tiempo, Australia empezó a sonar con fuerza a través de comentarios, así que después de cuatro meses de descanso, "también necesarios", emprendió su viaje a Australia donde dan un visado por un año con opción a otro si se hacen trabajos regionales. "Mi intención era conocer si Australia era el lugar donde quería quedarme así que me dediqué a conocerla mientras me ganaba el derecho a otro año de visado. Descargué barcos de pesca, recogí fresas y bananas, limpié canalones, cargué maderas... Todo mientras daba la vuelta al país". 

Sin embargo, después de ello, y aún conociendo que Australia era su país, no pudo quedarse. Los últimos meses de estancia los empleó en buscar un trabajo, algo que no pudo hacer, por lo que tuvo que volver a Europa a encontrar trabajo para ganar experiencia y así poder volver a Australia. 

Y así es como ha encontrado cierto equilibrio en Ámsterdam donde, por cierto, coincide con otras personas de Salamanca y de su misma carrera. "Estoy muy contento. Las condiciones de trabajo son las que yo esperaba. Hay un sueldo decente para lo que haces y las condiciones son muy buenas. Hay un ambiente relajado, sales a las 17:30 horas y trabajo de lo que quería". 

Por ello, y aunque Australia sigue en la retina, quiere asegurarse de que, cuando vaya, será ya para quedarse. Lo que reconoce es que, después de tantas aventuras y conocimientos, España no es una opción "en los próximos 30 años" a pesar de que sí eché de menos a la gente aunque se cura de ello. "Incluso estando en España echaría de menos a la gente porque estaríamos cada uno en una ciudad. Te quedes donde te quedes vas a echar de menos a la gente". 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído