Isabel Muñoz y Luis Fernando Mateos, los médicos de La Fuente de San Esteban y Linares de Riofrío que fallecieron por coronavirus, serán condecorados con la Medalla de la Orden del Mérito Civil

El acto, presidido por el rey Felipe VI, se celebrará este 15 de julio

8 Comentarios

La médica por la que todos pedían la vez - Foto: Familia de Isabel Muñoz
La médica por la que todos pedían la vez - Foto: Familia de Isabel Muñoz

La médica Isabel Muñoz (El Espinar, Segovia, 1960), la primera profesional sanitaria de Castilla y León fallecida como consecuencia del COVID-19, y Luis Fernando Mateos Arroyo, médico de Linares de Riofrío, recibirán a título póstumo la Medalla de la Orden del Mérito Civil en el acto de homenaje a las víctimas de la pandemia que presidirá el rey Felipe VI el 15 de julio en Madrid. 

Etas distinciones serán dos de las que se entregue en esta ceremonia que tendrá lugar en el Patio de Armas del Palacio Real de Madrid un año después del acto que se celebró el 16 de julio de 2020 en ese mismo escenario, con presencia de representantes de todos los poderes del Estado.

Está previsto que el 15 julio el Palacio Real vuelva a albergar un acto de reconocimiento a los fallecidos por la pandemia y a quienes siguen luchando contra ella. El rey Felipe VI volverá a presidir esta ceremonia en la que Isabel Muñoz y Luis Fernando Mateos, que ejercían en Salamanca, recibirán una distinción de la Orden del Mérito Civil.

Isabel Muñoz, médica del centro de salud de La Fuente de San Esteban (Salamanca), murió a los 59 años el 24 de marzo en su domicilio de Salamanca capital por coronavirus, tras encontrarse en autoaislamiento. 

Fue la primera profesional sanitaria que perdió la vida en la comunidad por el COVID-19, lo que provocó una gran conmoción en las primeras semanas de la pandemia. De hecho, en la noche del 25 de marzo, los aplausos de los vecinos de tres localidades tan diversas como Villaflor, La Fuente de San Esteban y Salamanca capital, resonaron con fuerza en señal de recuerdo y cariño hacia ella.

Orden del Mérito Civil

La Orden del Mérito Civil fue instituida por el Rey Don Alfonso XIII, por Real Decreto de 25 de junio de 1926, para premiar “las virtudes cívicas de los funcionarios al servicio del Estado, así como los servicios extraordinarios de los ciudadanos españoles y extranjeros en el bien de la Nación”.

En el preámbulo de la orden se señala que “tiene por objeto premiar los méritos de carácter civil, adquiridos por el personal dependiente de alguna de las administraciones públicas” o “por personas ajenas a la Administración, que presten o hayan prestado servicios relevantes al Estado, con trabajos extraordinarios, provechosas iniciativas, o con constancia ejemplar en el cumplimiento de sus deberes.

Esta condecoración puede ser concedida, además, a personas de nacionalidad extranjera, siempre que hayan prestado servicios distinguidos a España o una notable colaboración en todos aquellos asuntos que redunden en beneficio de la Nación. El rey es el Gran Maestre de la Orden del Mérito Civil. Todas las condecoraciones de esta orden son conferidas en su nombre y los títulos correspondientes están autorizados con la estampilla de su firma.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído