Una joven salmantina se queda sin plaza en la Guardia Civil por haberse operado de la vista

Estaba entre los 10 mejores aspirantes | No pueden tener lentes intraoculares para corregir sus defectos de visión

La Guardia Civil intensificará los controles perimetrales con las comunidades vecinas en las que es festivo este viernes
La Guardia Civil intensificará los controles perimetrales con las comunidades vecinas en las que es festivo este viernes

Una joven salmantina se ha quedado sin plaza en la Guardia Civil por llevar lentes intraoculares, una exclusión médica que se introdujo en febrero de 2019 en los requisitos de acceso. Esta mujer se operó en 2018 para corregir su miopía, ya con la intención de presentarse a las oposiciones y tras consultar a la Jefatura de Enseñanza de la Guarda Civil, donde recibió el visto bueno para realizarse la intervención.

Una vez que se publicó la nueva orden de exclusiones médicas, a pocos meses de que comenzaran las pruebas de acceso, decidió seguir adelante porque la lente intraocular aparecía incluida dentro del apartado de enfermedades del ojo, y no en el de corrección refractiva. Sin embargo, pasadas las pruebas teóricas en julio y las físicas y psicológicas en septiembre, el examen médico la dejó sin plaza, pese a haber obtenido una calificación entre las 10 mejores de la convocatoria.

Su madre ha explicado que presentaron un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que no se ha pronunciado a favor de la afectada “porque la orden no se recurrió en su día”. Ahora, recurrirán al Tribunal Supremo para continuar luchando por la plaza.

Esta joven, hija de Guardia Civil, ha sido objeto de "una situación totalmente discriminatoria", según ha indicado su madre, al no quedar claro en la orden de exclusiones que las lentes intraoculares no estuvieran permitidas. Del mismo modo, ha explicado, “no justifican de manera clara que sea incapacitante para el ejercicio de la profesión”.

Además de su caso, otros aspirantes se han visto afectados por este nuevo requisito de acceso, tanto en la Guardia Civil como en el Ejército. En concreto, dos integrantes del Colegio de Guardias Jóvenes, un centro de formación al que tienen acceso los hijos de integrantes de la Guardia Civil, también llevaban lentes intraoculares y, pese a completar allí su formación sin problemas -pruebas médicas incluidas- no han podido conseguir su plaza por este motivo. 

Ahora, los aspirantes que se han quedado sin plaza por llevar lentes intraoculares en toda España están formando un grupo para dar a conocer su situación, si bien las demandas en los juzgados deben presentarse de forma individual, ya que la aptitud para ingresar al cuerpo debe ser demostrada por cada uno de ellos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído