​La Junta apoya la reivindicación de una adecuada financiación local vinculada a la reforma de la financiación autonómica

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha clausurado la XVI Asamblea General de la Federación Regional de Municipios y Provincias, donde se ha elegido la nueva directiva de la entidad. El salmantino ha asegurado que la Junta hará un esfuerzo para que en 2020 se produzcan adelantos de los pagos que las entidades locales reciben del acuerdo marco de Servicios Sociales

2 Comentarios

 Mañueco
Mañueco

Tras dar la enhorabuena a los nuevos dirigentes de la Federación Regional de Municipios y Provincias, elegidos durante la XVI Asamblea General de esta entidad celebrada este pasado lunes en Valladolid, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha destacado que el mundo local no es sólo “un elemento insustituible” para la vertebración social y cohesión territorial de la Comunidad, sino que es “parte esencial” de su identidad.

Porque “además de su papel fundamental para el futuro de Castilla y León y de España, -entre cuyos retos comunes figura la lucha contra la despoblación-, los municipios cumplen un importante papel en la defensa del interés general que va más allá de las siglas políticas”, según ha asegurado Fernández Mañueco, quien ha insistido en que “es momento de integrar, no de separar y dividir, sino de avanzar en un proyecto común y no en aventuras por encima del Estatuto de Autonomía y de la Constitución”.

Para preservar el futuro del mundo local, “es necesario atender uno de sus principales pilares, el sector agrario”, ha apuntado. En este ámbito, ha recordado que se está negociando una nueva PAC, que en Castilla y León aporta más de 1.000 millones anuales para 700.000 beneficiarios y compensa más del 30% de la renta de los ganaderos y agricultores.

En palabras de Fernández Mañueco, la Junta ofrece “todo su apoyo al Gobierno de España para que la nueva PAC mantenga su financiación actual y se oriente a la agricultura y ganadería profesional, para que se mantenga el apoyo a las rentas de agricultores y ganaderos, impulse ayudas el tejido productivo en las zonas rurales y permita más financiación FEADER a las regiones más despobladas”.

Otro de los aspectos para avanzar en el desarrollo del mundo local es “la apuesta por la transformación digital, esencial para fijar población, lograr la cohesión del territorio y abrir posibilidades a familias y empresas”. Para ello, la Junta movilizará 130 millones en la Legislatura para llevar internet de alta velocidad a todo el territorio, con una primera convocatoria de 10 millones ya en marcha.

Calidad y proximidad de los servicios públicos

Y en tercer lugar, y según ha valorado el presidente regional, otro modo de preservar los municipios es “manteniendo el nivel y la proximidad de unos servicios públicos de calidad en el mundo rural”. En este sentido, Castilla y León ha desarrollado un Servicio de Salud “con el mayor despliegue territorial de España y va a seguir respondiendo a las necesidades con un modelo sostenible, de proximidad y de calidad, tanto en las áreas urbanas como en las rurales”.

Según ha destacado Fernández Mañueco, se tratará de un modelo de atención primaria “consensuado y con la participación de todos. Y un modelo de calidad, con consultorios abiertos en los pueblos, mejoras en el transporte, en los equipamientos y en la planificación de horarios y desplazamientos del personal médico y de enfermería, con atención a domicilio cuando sea necesaria”.

Pero todos estos objetivos necesitan de una financiación suficiente, por lo que el presidente de la Junta ha manifestado el apoyo del Gobierno autonómico a la histórica reivindicación de la FRMP de modificar la Ley de Haciendas Locales, para buscar una adecuada financiación local, de forma simultánea y vinculada a la reforma de la financiación autonómica.

Por otra parte, y ante la demanda general de ayuntamientos y diputaciones de que se agilicen los pagos del acuerdo marco de Servicios Sociales, el presidente ha anunciado que la Junta de Castilla y León hará un esfuerzo para que en 2020 se produzcan adelantos de los pagos para que las entidades locales reciban cuanto antes cantidades del acuerdo marco, una de las bases “para ser líderes en la prestación de servicios sociales y de dependencia”.

Además, la Junta de Castilla y León, junto a la financiación local ordinaria, contribuye a ese objetivo también con una fiscalidad moderada, “que dé un trato positivo y preferente al mundo rural y las zonas con menos población”, y ha recordado que implantarán medidas como la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, la previsión de una bajada progresiva del IRPF, especialmente en pequeños municipios, o con tipos reducidos del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para la primera vivienda en los pueblos, las transmisiones de tierras o la adquisición de inmuebles que sean sede social o centros de trabajo de empresas en el ámbito rural.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído