La Junta fija las bases de las ayudas del Programa de Formación Profesional específica

La situación de menor actividad económica tiene reflejo directo en los datos de desempleo, como demuestra la Encuesta de Población Activa del primer trimestre del año 2021, que cifra la población parada de Castilla y León en 138.200 personas

0 Comentarios

 Alumnos del centro de Formación Profesional Elorrieta-Erreka Mari de Bilbao
Alumnos del centro de Formación Profesional Elorrieta-Erreka Mari de Bilbao

La Junta ha fijado las bases reguladoras de las subvenciones del Programa de Formación Profesional específica con compromiso de contratación y las impartidas por empresas de sectores estratégicos o innovadores. Así lo recogen dos órdenes que publica el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

Por un lado, se establecen las bases reguladoras dirigidas a las subvenciones del Programa de Formación Profesional específica con compromiso de contratación. Tienen por finalidad la financiación de acciones de formación profesional para el empleo desarrolladas por empresas y entidades privadas sin ánimo de lucro instaladas en el territorio de la Comunidad.

Están dirigidas a la mejora de la empleabilidad de la población castellana y leonesa, mediante la adquisición de un nivel de cualificación profesional adaptado a las demandas empresariales, a través de la realización de cursos específicos de formación y asumiendo el compromiso de contratación de un porcentaje de las personas participantes en las mismas por parte de las empresas o entidades solicitantes.

Por otra parte, se establecen los detalles de otra línea de los Programas de Formación Profesional específica impartida por empresas de sectores estratégicos o innovadores. Su objetivo es financiar acciones de formación profesional para el empleo desarrolladas por empresas, instaladas en el territorio de la Comunidad, dirigidas a la mejora de la empleabilidad de la población castellano y leonesa, mediante la adquisición de un nivel de cualificación profesional adaptado a las demandas empresariales, a través de la realización de cursos específicos de formación.

"La evolución actual de nuestra economía, en la misma dirección que la española, presenta un contexto de inestabilidad e incertidumbre derivado de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, que ha desencadenado que la actividad productiva de las empresas y el bienestar de la ciudadanía se resientan", indica.

Esta situación de menor actividad económica, añade la Junta, tiene reflejo directo en los datos de desempleo, como demuestra la Encuesta de Población Activa del primer trimestre del año 2021, que cifra la población parada de Castilla y León en 138.200 personas.

Una cifra que conlleva un aumento intertrimestral del número de parados del 7,72%, supone un incremento interanual de dicho número del 4,78%, y sitúa la tasa de paro de Castilla y León en un valor del 12,64%; siendo los jóvenes los que peor están soportado la crisis derivada de la incidencia de la pandemia, con una tasa de paro juvenil que alcanza el 32,08% en la Comunidad y hasta un 37,45% en el caso de las mujeres menores de 25 años.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído