Llega el verano y con él los fraudes vacacionales

Si estás pensando en alquilar un alojamiento vía internet debes tener en cuenta lo que te contamos para evitar ser víctima de una estafa

Estafadores de la red
Estafadores de la red

Todo el año estamos esperando la llegada del buen tiempo para poder realizar esos planes que a lo largo del invierno han permanecido hibernando en nuestra mente. Sin embargo, no somos los únicos que estamos deseando elegir el destino donde ir a veranear.

Hay alguien más que está muy interesado en que llegue esta época. Hablamos de los “estafadores veraniegos”. Cuando nos vamos de vacaciones lo primero que hacemos ¿qué es? Elegir el destino, ¿verdad? Pues bien, ahí es donde está la trampa. El momento de la elección es el que aprovechan los estafadores para colocarle el anzuelo a las víctimas.

Cada vez es más habitual reservar las vacaciones vía internet por dos razones fundamentales: es más barato y rápido que el método tradicional. Pero claro conlleva muchos más riesgos, que no siempre tenemos en cuenta.

Alquilar una casa rural, que ahora se ha puesto tan de moda, o un apartamento por internet ofrece muchas ventajas. De hecho, una encuesta realizada por la OCU desvela que el 72% de los encuestados afirmó haber contratado el alojamiento para sus vacaciones por internet.

¿Dónde está el peligro? El peligro se encuentra en que los estafadores en esta época duplican el número de páginas falsas donde ofrecen alojamientos en lugares paradisiacos por un precio que resulta una auténtica ganga. Lo que viene siendo un dulce caramelito en la boca, ¿quién va a resistirse a ello?

La tentación de no resistirse es lo que lleva a millones de personas a picar en el anzuelo. Por regla general, los estafadores son personas extranjeras que lo que hacen es buscarse, en este caso en España, a un gancho, que es la persona encargada de contactar con los posibles clientes, a quienes utilizan como una mula, para obtener su dinero.

La mayor parte de las veces, lo que hacen es crear un anuncio falso, robar imágenes de webs que sí son fiables o incluso poner como enlace páginas webs especializadas en el alquiler de estas viviendas. Todo ello con el fin de crearse una tapadera lo suficientemente creíble para captar un mayor número de víctimas.

Cómo detectar que estás a punto de ser estafado

  1. En primer lugar, siempre que vayas a reservar un alojamiento por internet debes llevar a cabo una meticulosa labor de investigación, con el fin de detectar sI la página que estás consultando es real, o por el contrario es una farsa
  2. En segundo lugar, es importante que sospeches de los precios que son un chollo. Ojo porque pueden ser grandes ofertas reales, pero siempre llevan un pero detrás
  3. El “pero” de detrás es el que acompaña a ese buen precio. Que puede ser, por ejemplo, que el propietario de la casa o el apartamento se limite a darnos detalles a cuentagotas o se niegue a mandarnos imágenes con la excusa de que no las envía por si las difundimos. Si te dicen algo así, sospecha
  4. El método de pago. En el caso de que nos indiquen realizar un pago que no podemos hacer dentro de la propia plataforma debemos sospechar porque puede que esa sea la clave para estafarnos
  5.  

Qué hacer si somos víctima de un fraude de este tipo

Lo primero de todo es denunciar la web por la cual hemos sido estafados, con el fin de impedir que otros clientes caigan en la trampa. Para presentar la denuncia es importante tener pruebas, cuanta más información tengamos de la web que queremos denunciar será mucho más fácil dar con el estafador.

A continuación mostramos un documento con algunas pistas proporcionadas por la Oficina de Seguridad del Internauta para detectar fraudes en los alquileres vacacionales.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído