Maksym, un ejemplo de integración

Ucraniano de nacimiento, lleva ya casi diez años en Salamanca, donde se sigue formando en busca de un futuro

5 Comentarios

 10. Salamanca Intercultural
10. Salamanca Intercultural

Irene Mateos / Salamanca Acoge. Maksym Hushynets nace en el año 1993 en Lutsk, capital de la región ucraniana Volyn. Allí vive con su familia hasta el año 2008, cuando su madre, quien ya llevaba residiendo en Salamanca durante dos años, vuelve a Ucrania para buscarle y traerle a la ciudad con ella. Así, a los catorce años de edad, este joven ucraniano se ve obligado a dejar atrás su vida y amistades y comenzar de cero.

Al llegar a Salamanca, continúa con sus estudios y termina la Educación Secundaria Obligatoria en el instituto Martínez Uribarri. Posteriormente, prosigue con sus estudios en la Escuela de Arte Superior y Conservación y Restauración de Salamanca, donde cursa bachillerato por la modalidad de artes y el Ciclo Formativo de Grado Superior de las Artes Aplicadas de la Escultura.

Tras finalizar su etapa en esta escuela, ha continuado formándose y realizando varios cursos, entre los cuales destaca el Curso de Vigilancia y Seguridad Privada y Escoltas Privados, pues cuenta que le gustaría dedicarse a la seguridad, ya que recuerda la escasa seguridad pública de su ciudad de origen y le parece algo necesario para vivir con tranquilidad.

“Cuando era pequeño me parecía muy mal que por la calle tuviera que andar un grupo de como siete personas de las fuerzas especiales antidisturbios paseando por la ciudad y vigilando la zona. Me parecía fatal. También era bastante fácil ser atracado, no era nada seguro.”

Actualmente, a sus veinticuatro años, Maksym cursa segundo año del Ciclo Formativo de Grado Medio de Farmacia y Parafarmacia, no descartando la idea de prolongar su etapa de estudiante hasta encontrar una buena oportunidad laboral.

¿Qué motivos llevaron a tu familia a venir a España?

Nos cuenta cómo los principales motivos por los que su familia eligió la Península como lugar de residencia fueron, principalmente, la economía, la sanidad y la seguridad pública.

“Vinimos a España porque, aunque aquí hay crisis, la vida en Ucrania es bastante peor: pagan mal, no tenemos la sanidad pública como aquí y la seguridad es muy mala.”

¿Qué opinas de Salamanca?

Su primera impresión de la ciudad fue bastante buena, empezando por sus compañeros de instituto.

“La gente era bastante maja, la verdad. Me intentaban hablar en inglés para explicarme las cosas. Casi todo el mundo es bastante amigable, en general.”

Como ciudad, admira el casco antiguo y su arquitectura. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído