¿Me puedo marchar si mi compañía telefónica me sube el precio?

La respuesta a esta pregunta es sí. Sin embargo, debes tener cuidado porque en este aparente rotundo “sí” hay mucha letra pequeña, que puede jugarte una mala pasada

Mujer consultando información en su smartphone
Mujer consultando información en su smartphone

Muchas veces contratamos una compañía de teléfono porque nos sale más económica. Sin embargo, ¿qué pasa si esta nos aumenta el precio cuando ya la hemos contratado?

Aquí viene la eterna duda ¿me puedo cambiar de nuevo sin que me sancionen? Pues bien, sí tienes derecho a marcharte de tu compañía si está te sube los precios, pero debes estar atento porque hay mucha letra pequeña en este aparente rotundo “sí”.

Lo primero que debes saber es que normalmente, las compañías de teléfono comunican la subida de sus tarifas a través de las facturas. Y el problema viene justo aquí, porque las facturas hoy día suelen ser las grandes olvidadas, estamos tan conectados y acostumbrados a que nos lleguen avisos al móvil, que cuando tenemos que encargarnos nosotros mismos de acordarnos de algo, a veces resulta misión imposible.

Dicho esto, debes tener en cuenta también que, según la OCU, las compañías tienen la obligación de avisarte de los cambios que vayan a hacer, al menos con un mes de antelación, para darte justamente ese margen de pensar si quieres o no seguir contratando sus servicios.

La OCU también afirma, que una vez que la compañía te ha informado de la respectiva subida, tienes derecho a cambiar de tarifa e incluso de compañía sin que te penalicen por ello.

Y aquí, es donde entra en juego la letra pequeña que mencionábamos anteriormente. Es cierto que puedes abandonar tu compañía cuando esta te suba el precio, pero debes hacerlo durante un plazo determinado. Es decir, este plazo iría desde el momento en que la compañía te comunica el incremento del precio hasta que comienza realmente ese incremento.

 Ese margen de tiempo es el indicado para que realices tus cambios, si así lo deseas (haciéndolo en ese plazo, tu compañía no podría penalizarte nunca). Sin embargo, si dejas pasar dicho plazo significa que aceptas las condiciones y, por tanto, tu contrato de permanencia se mantiene en pie. En ese caso, si intentas marcharte debes pagar una penalización.

A parte de esto, la OCU alerta de un detalle importante para tener en cuenta, que con frecuencia se pasa por alto. Muchas veces cuando contratamos una tarifa nueva, compramos un móvil nuevo, que la mayor parte de las veces te ofrecerán pagar a plazos, ya que te lo venderán como una gran oferta si contratas la permanencia de “x” años.

 Desde la OCU recomiendan no aceptar este tipo de supuestos chollos, puesto que a larga puedes estar pagando un 30% más que si lo hubieras comprado sin permanencia.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído