El mecánico salmantino que ponía a punto la bicicleta de Alejandro Valverde

Sergio Martín trabajó para el campeón del Mundo de ciclismo en el equipo Kelme. Ahora presta asistencia neutra en la Vuelta a España y otras carreras.

 Sergio Martín 14
Sergio Martín 14

Como el de los gregarios, su trabajo puede pasar inadvertido pero es esencial para que el ciclismo funcione. No en vano, puede considerarse un engranaje más en la cadena de un equipo o de una carrera. Para que uno de los ciclistas más conocidos alce los brazos como ganador de una prueba, habrá necesitado de la ayuda de sus compañeros en la carretera y del resto de personal de su formación o de la organización fuera de ella.

Bien lo sabe un salmantino que probaba suerte sobre la bicicleta hasta la categoría Cadete con el Grupo Ciclista Salmántica y el PAS. “En Juvenil lo dejé porque no se me daba bien, pero quería seguir vinculado a este deporte de alguna forma y, en 1998, empecé a colaborar con el conjunto Hotel Cubino porque tenía varios amigos allí”, revela Sergio Martín, protagonista de esta historia, a SALAMANCA24HORAS.

Sergio Martín 8

En ese momento empezaba a ejercer de mecánico de bicis con el también charro Luis Luengo como referente: “Lo seguía desde pequeño y me encantaba ir a verlo. Era mi inspiración. Cuando veía aparcado en la avenida de los Cipreses el coche de alguno de los equipos en los que trabajaba, sabía que estaba en Salamanca. Pero lo que ha hecho él no lo ha hecho nadie en esta ciudad”. Con Luengo como ejemplo a seguir, Martín pasaba a ser auxiliar en el Salamanca Patrimonio de la Humanidad en el año 2000.

Sergio Martín 7

En junio de 2001, el director del Kelme amateur le invitaba a ser el mecánico de esta escuadra en el Circuito Montañés, ya que el titular se marchaba. “Iván Rodríguez, director del Salamanca Patrimonio de la Humanidad, me dijo que fuera porque nosotros no íbamos a participar. Pero luego me ofrecieron seguir y trabajar a la vez en una tienda de bicicletas en Murcia”, relata Sergio Martín.

Sergio Martín 11

Al aceptar la propuesta, se convertía en mecánico del Kelme amateur para 2002 y 2003. De 2004 a 2006 lo sería en el cuadro profesional. En uno y en otro coincidía con Alejandro Valverde, vigente campeón del Mundo: “Arrasábamos en cualquier carrera. Ya tenía nivel, pero nunca exigía nada. Le bastaba con que la bicicleta estuviera bien. Era un chico bueno para todo. Ahora sigue igual. No ha cambiado”.Sergio Martín 12

El poseedor del jersey arcoíris es el corredor más mediático al que ha prestado sus servicios Martín, que en 2007 se integraba en el Fuerteventura-Canarias, y en 2008, en el Extremadura y el Orbea (filial del Euskaltel-Euskadi). Ese mismo año fichaba por Shimano para prestar asistencia neutra en la Vuelta a España y en otras carreras, desligándose de cualquier equipo. Desde entonces, para compaginar su trabajo como mecánico en un centro comercial de Salamanca con alguna prueba, usa sus vacaciones o días libres para acudir a las citas deportivas.

Sergio Martín 3

“En las carreras pequeñas suelo ir en coche, pero en las grandes, como la Vuelta a España, voy en la parte de atrás de una motocicleta. En la ronda española disponemos de cuatro automóviles y dos motos. Normalmente, me toca ir con la cabeza de carrera por si necesita cambiar una rueda o una reparación y el coche de su equipo está lejos. Por eso, me entero de lo que ocurre en toda la etapa y destaco la batalla que se produce desde la salida, pues los conjuntos modestos quieren coger la escapada buena desde el principio. Es una pasada verlo. Soy un espectador privilegiado, ya que a veces puedo parar y enganchar si la diferencia con los perseguidores es amplia. Pero, aunque te guíes por intuición, a veces dependes del jurado, que te pide que adelantes o retrases tu posición. Por ejemplo, en la jornada que concluyó en La Covatilla en 2018, fui con Benjamin King (ganador) para que pudiera estar cubierto ante la dificultad de que pudiese llegar el vehículo de su director”.

Sergio Martín 9

Sergio Martín tiene que actuar en pocos segundos para que el deportista que requiera su atención pierda el menor tiempo posible. Sin embargo, su actividad se encuentra con el problema de la incorporación de los frenos de disco y la existencia de ruedas de distinto grosor. “Tenemos que usar diferentes llaves y estar preparados para varias situaciones, pues no todos los ciclistas llevan frenos de disco. Si se estandarizara, se facilitaría la tarea porque ahora es muy liosa”, reconoce el charro.

Sergio Martín 10

Aunque su trabajo le permite estar en contacto con las estrellas del ciclismo, también le ha dado algún susto: “El más destacado se produjo en la Vuelta a España de 2017, cuando el conductor y yo nos caímos de la moto y nos dimos contra el quitamiedos bajando El Cordal. Estaba lloviendo e íbamos por delante de la fuga, pero no interrumpimos la carrera. Nos levantamos y seguimos”.Sergio Martín 1

Sergio recuerda con cariño cualquier ayuda ofrecida a un corredor, pues considera que le ven como “alguien con quien llevarse bien, pues saben que el mecánico está para solucionarles un inconveniente”.Sergio Martín 4

Lo que le produce un especial cosquilleo es acordarse de la victoria de etapa del mirobrigense Eladio Jiménez en la Vuelta a España de 2005. “Estábamos en el Kelme y ganó en Lagos de Covadonga después de que yo le diera la bolsa de avituallamiento. Todos los triunfos son bonitos, pero que gane un paisano con el que compartes equipo y encima en ese lugar…”, explica emocionado, como si fuera un aficionado más.Sergio Martín 6

Ahora tiene 39 años y desea seguir disfrutando del ciclismo desde dentro, con la mente puesta en que puede tener que actuar en cualquier momento, porque, aunque sea poco conocida, su labor también permite conseguir campeonatos del Mundo.

Sergio Martín 15

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído