​Más de la mitad de los castellanoleoneses afirma que no duerme lo suficiente y reconoce no hacer nada para cambiarlo

Según un estudio realizado, los españoles son los europeos que más tarde se van a dormir y los que más tarde se levantan

 Dormir
Dormir

Un estudio realizado por Fitbit sobre cómo duermen los españoles desprende que el 59% de los castellano y leoneses considera no dormir lo suficiente, frente al 41% que cree que sí lo hace. Estos datos están en línea con los obtenidos a nivel nacional que revelan que más de la mitad de los españoles (58%) no duerme lo suficiente.

Este mismo estudio refleja que solo un 12% de los castellanoleoneses duerme más de ocho horas, mientras que, un 52%, admite que duerme siete horas al día de media. En este sentido, el resto de los españoles sigue, en su mayoría, la misma tendencia. Sin embargo, a pesar de ser conscientes de que duermen poco, un sorprendente 48% de los castellanoleoneses admite que nunca se ha preocupado por cambiar sus hábitos para dormir mejor.

Solo el 28% de los encuestados afirma irse a dormir siempre a la misma hora y solo un 9% no ve ni maneja dispositivos electrónicos antes de dormir, dos de los hábitos que los expertos señalan claramente como buenas prácticas para mejorar el descanso. Sin embargo, casi un tercio de ellos cena al menos dos horas antes e irse a dormir (32%), siguiendo uno de los consejos más recomendados por los expertos para conciliar bien el sueño.

Según Cristina García de Leonardo, Médico Especialista en Neurofisiología Clínica, “el sueño es una actividad necesaria para la supervivencia del organismo, ya que nos permite descansar de las actividades diarias y resulta esencial para la conservación de la energía y la regulación de nuestra temperatura corporal. Durante el sueño se producen cambios fisiológicos que afectan a la función cardiaca, la respiración, la temperatura, el tono muscular, la presión arterial y la secreción hormonal”.

De hecho, la experta explica que “a pesar de la importancia de dormir un número suficiente de horas (entre 7-9 para adultos de edad media), en los últimos años se ha reducido número de personas que mantienen hábitos de sueño saludables. Y es que además de fatiga y cansancio, la falta de sueño se relaciona con cambios inmunológicos, metabólicos y endocrinos tales como intolerancia a la glucosa, diabetes y obesidad”.

De igual manera, recuerda que también se ha descrito la asociación de un sueño de corta duración con la aparición de enfermedades cardiovasculares o diversos tipos de cáncer. Por ello, “utilizar dispositivos que nos permitan conocer cómo dormimos y nos muestren cómo el sueño se ve afectado por nuestro estilo de vida resulta clave, máxime si estos nos proporcionan herramientas para mejorarlo”.

Lo que nos quita el sueño

Preguntados acerca de los motivos que más quitan el sueño a los castellanoleoneses, un 35% afirma que lo que más le desvela por las noches es el trabajo, pero un sorprendente 33% admite que pocas cosas le quitan el sueño. De este modo, los castellanoleoneses siguen la tendencia que marcan los españoles con sus respuestas ya que éstos también señalan el trabajo como el principal motivo que les impide dormir (35%), frente al 32% que afirma que lo que más le quita el sueño es la familia.

Estos desvelos pasan factura, ya que el 59% de los castellanoleoneses afirma que si no duerme bien está menos concentrado y rinde menos tanto en el trabajo como en casa y un 41% admite estar más irascible. Unos resultados que se asemejan a los del conjunto de los españoles, ya que más de la mitad (57%) de los participantes en este estudio realizado por Fitbit reconoce que no descansar lo suficiente le provoca falta de concentración mientras que al 32% le provoca más irascibilidad.

Y es que “no dormir lo suficiente o tener un sueño de mala calidad disminuye las habilidades cognitivas y psicomotoras, como demuestran muchos de los estudios realizados en los últimos años” afirma Cristina García de Leonardo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído